Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Ricardo Cavanagh: "Argentina puede triplicar su mercado de capitales"

El ejecutivo encabezó la tercera conferencia que Itaú organiza para inversores en el país, con récord de convocatoria. Analizó las oportunidades del mercado local

Ricardo Cavanagh:

"En cualquier sector que te posiciones, la Argentina tiene todo para crecer", ponderó Ricardo Cavanagh, jefe de estrategia para Argentina, Chile y países norandinos de Banco Itaú. El ejecutivo conversó con El Cronista en el marco del 3´ Conferencia para inversores que la entidad organiza en el país, que tiene lugar desde ayer y hasta hoy un hotel céntrico de la Ciudad de Buenos Aires.

–Luego de las emisiones que se dieron durante este año, ¿se mantiene el apetito por Argentina?
–La tendencia de fondo de Argentina es positiva. Los bonos argentinos siguen prendiendo bien en un contexto donde las tasas internacionales están prácticamente en cero, se ofrecen rendimientos interesantes. El país también ofrece una historia transformacional que pocos países del mundo emergente dan hoy día. Venimos muy atrás de muchos guarismos. Cuando vas afuera la gente te dice: "Me hace acordar a Pakistán". Estás con un nivel de desarrollo de mercado tan bajo y te estás orientando hacia una política que te abre hacia diversos flujos, creo que hay una oportunidad excepcional.

–¿Cómo puede impactar este optimismo en el mercado bursátil?
–En deuda ya se ha visto el éxito que hubo. En acciones, hoy en día los tantos se dividen entre Brasil y México y después el resto, que es Colombia, Perú, Chile... Argentina hoy en la ponderación latina tiene cero, porque es un mercado de frontera. El año que viene Argentina
podría ser mercado emergente y se haría efectivo en 2018, pero creo que con el anuncio ya será suficiente. Actualmente existe un universo muy grande de fondos que básicamente tienen un mandato para invertir en mercados emergentes. Entonces, hay un pool de plata que va a empezar a jugar.

–¿Cuál es el potencial real de crecimiento del mercado de capitales local?
–Es temprano para decirlo, pero un buen indicador es tal vez que Argentina entraría en un índice latino con un 3%. Si yo tomo la capitalización del mercado frente al producto bruto, hoy en día está cerca del 10%. Y el promedio de los emergentes es del 30%. Con lo cual, se podría decir que la Argentina puede triplicar y alcanzar un 9% o 10% de un índice latino.

–¿En cuánto tiempo puede lograrlo?
–Depende de la coyuntura político-económica y de cuántas empresas vayan al mercado. Es real que la mayoría de las empresas argentinas están desapalancadas y el primer canal natural es emitir deuda. Lo que ha pasado con la deuda es tan exitoso, que me da para pensar que si vos tiras una buena historia de la Argentina en el ámbito bursátil, de un país que va a empezar a crecer, se la van a llevar puesta.

–¿Cuáles son las decisiones económicas que se tomaron este año que tienen más peso para los inversores?
–Me parece un hito la emisión de este bono a tasa fija a 10 años, con una tasa de 15%, me parece que te da desde el punto de vista financiero un puntapié para el crecimiento bancario y desde el punto de vista bursátil realmente una sustancial apreciación de las empresas argentinas. Es un giro copernicano. Ahora empezás a dar crédito en serio. En paralelo a la industria bancaria, la nueva ley de mercado de capitales me parece importante también.
Por otro lado, el convencimiento del BCRA de otorgar una tasa de interés real positiva, que justifique a los depositantes tener plata en el circuito.
Para un desarrollo del mercado en general, tanto de deuda como de equity, la palabra clave es "crecimiento económico", que vaya mejorando el perfil fiscal de la Argentina.

–¿Cuáles son sus perspectivas para 2017?
–Vemos el crecimiento en 3%, inflación en el 20% y el tipo de cambio en $18,5. La buena noticia es que la compresión del riesgo soberano puede llegar a seguir un poco más como plafón y el crecimiento económico debería ser el próximo catalizador.

–¿Qué sectores presentan mejores oportunidades?
–Es tan chico el mercado que todos. Bancos y energéticos son los que lideran, son los más líquidos. Esto es muy importante, porque tenés varios fondos que pueden invertir en acciones que pueden invertir a partir de tantos millones de dólares por día. Y todavía tenés acciones argentinas que están debajo del umbral de estos fondos. En un contexto de crecimiento económico, cualquier cosa vinculada al consumo, puede irle muy bien.