Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Retiros de cuentas de ahorro en Brasil marcan récord desde 1995 en el primer semestre

La fuga del pequeño ahorrista se da en simultáneo con una sangría de capitales. Se fueron u$s 3.560 millones en junio y casi u$s 11.000 millones desde inicio de año

Nuevo dolor de cabeza para el mandatario interino de Brasil, Michel Temer

Nuevo dolor de cabeza para el mandatario interino de Brasil, Michel Temer

Los retiros de dinero de cuentas de ahorro en Brasil superaron los ingresos con 42.600 millones de reales (12.900 millones de dólares) en el primer semestre, la mayor pérdida de recursos para ese periodo desde 1995, informó hoy el Banco Central.

En junio pasado los retiros de dinero de las cuentas de ahorro superaron en 3.710 millones de reales (1.125 millones de dólares) los ahorros, si bien es menos que los 6.260 millones de reales (1.900 millones de dólares) del mismo mes del año pasado.

El mayor retiro de dinero de las cuentas de ahorro se produce en un momento de recesión económica en el país, cuya economía se contrajo 3,8% en 2015 y debe hacerlo 3,35% este año, junto a un aumento del desempleo y de la tasa de impago.

En todo el año pasado, los brasileños retiraron 53.360 millones de reales (16.170 millones de dólares), con lo cual los brasileños, por primera vez en 10 años, sacaron más dinero del que ingresaron a las cuentas de ahorro, en la mayor fuga de dinero en la historia del país, según el Banco Central.
Con la pérdida de recursos en el primer semestre, las cuentas de ahorro en Brasil registraron al finalizar junio unos 193.400 millones de dólares, mientras que a fines del año pasado había unos 200.000 millones de dólares.

Flujo cambiario

Mientras tanto, la huida de inversiones sigue pesando en el flujo de dólares, que en junio volvió a ser negativo por u$s 3.560 millones, el peor resultado desde febrero. La fuente del drenaje es la cuenta financiera, con una salida de u$s 7.492 millones, mientras que la cuenta comercial arrojó en el mes un superávit de u$s 3.932 millones.

Sólo la semana pasada, el flujo cambiario fue negativo en u$s 5.862 millones debido a la salida de u$s 7.222 millones de la cuenta financiera, apenas contrapesado por el ingreso líquido de u$s 1.360 millones en la cuenta comercial.
En el balance del año, el saldo cambiario muestra una salida de u$s 10.841 millones, contra una cifra casi idéntica, pero positiva, para el mismo período del año pasado.