Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Repuntan los depósitos en dólares y ya rozan los u$s 10.000 millones

Sólo en una semana se sumaron más de u$s 700 millones. De esta manera, la variación interanual pasó del 27% al 34%. Obedece a la mayor confianza de los ahorristas, a la suba de tasas de plazos fijos en dólares hasta casi 5% anual y al efecto estacional de diciembre, para evitar pagar bienes personales. Servirán para aumentar las reservas del BCRA

Repuntan los depósitos en dólares y ya rozan los u$s 10.000 millones

Desde la victoria de Macri en el ballotage, los depósitos en dólares en los bancos aumentaron u$s 900 millones, hasta alcanzar los u$s 9.927 millones. De esta manera, la variación interanual pasó del 27% al 34%. La suba fue determinada por los plazos fijos, que aumentaron en u$s 514 millones (la variación interanual pasó del 6% al 18%) y el resto fue por caja de ahorros (aceleraron levemente del 53% al 56%). Esto marca cierta diferencia respecto a lo que se venía registrando, dado que los plazo fijos estaban estancados en torno a u$s 4.000 millones.


El economista Gabriel Rubinstein lo sintetiza así: "El aumento fue para pagar menos en bienes personales, por la suba de tasas y la mayor confianza, que hizo que se pasara del colchón al banco". La explicación de este comportamiento está muy ligada a la salida del cepo, en la medida en que diluyó el temor a una pesificación. "Para los depósitos a plazo fijo en moneda extranjera fue muy importante la reducción de encajes, que pasaron del 50% al 30%, lo cual permitió a los bancos subir las tasas de interés para captar más depósitos", explica Martín Polo, de Analytica.


Así, el incremento de los depósitos en dólares y, por ende, de los encajes de los bancos en el BCRA, serán una de las principales fuentes de crecimiento de las reservas internacionales en los próximos meses. A las ventajas impositivas por la exención del impuesto a los bienes personales se suma el aumento de las tasa de interés para las colocaciones en moneda extranjera y, también, el mayor optimismo y confianza en el desempeño futuro de la economía.


Para Gastón Rossi, de LCG, la suba se explica por una conjunción de factores: "Por un lado, la normalización cambiaria, que genera mayor confianza de los ahorristas. Por el otro, el efecto estacional en diciembre de bienes personales: los depósitos en el sistema financiero local están exentos de bienes personales, lo que usualmente genera aumentos en las colocaciones. Además, por las altas tasas para los plazos fijos en dólares".


En este escenario, se dieron dos factores concurrentes: las Lebac en dólares que viene ofreciendo el BCRA desde marzo y que le asegura un spread relevante a los bancos para las nuevas colocaciones (1,3%), más políticas de captación muy agresivas de algunos bancos, que ofrecen tasas a los ahorristas de casi el 5% anual.
Javier Mutal, de Jacob, apunta en esta línea: "El aumento del stock obedece a que los bancos están ofreciendo tasas superiores a las que existían antes de la liberación del cepo. Ahora son atractivas comparadas con los retornos ofrecidos por los bonos soberanos en dólares, cuyos rendimientos oscilan entre 7,5% y 9%, con los riesgos y volatilidad inherentes a estos instrumentos".


Asimismo, estima que los bancos están ávidos de divisas, para luego colocarlas en préstamos en igual moneda para financiamiento de exportaciones, en el marco de un contexto macro post devaluación más proclive al otorgamiento de créditos a empresas vinculadas al comercio exterior.


Alejandro Banzas, de Reporte Económico, advierte que vuelve a ver cierto interés de las empresas en crédito en dólares, pues el grueso de la devaluación ya ocurrió. En consecuencia, algunos bancos también han salido a la captación de depósitos en dólares para poder prestar.


Mario Sotuyo, de Economía & Regiones, dice que la eliminación de encajes para ingreso de capitales del exterior incentiva los depósitos: "El BCRA le paga tasa a los bancos y los bancos le pagan tasa a la gente". Nadin Argañaraz, del Iaraf, va al grano: "Los billetes en la caja de seguridad rinden cero. Si son blancos, en el banco rinden más". Maximiliano Castillo, de ACM, señala que, "este proceso más virtuoso se puede profundizar en la medida que la nueva administración continúe orientada a corregir los desequilibrios del Gobierno anterior".