Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Recomiendan empezar a incrementar la exposición en instrumentos dolarizados

Especialistas sostienen que las Lebac en pesos seguirán siendo atractivas durante este mes. Pero sugieren aumentar las apuestas por instrumentos en dólares

Recomiendan empezar a incrementar la exposición en instrumentos dolarizados

Tras el comienzo de lo que podría ser una caída gradual de las tasas de interés de las Lebac, en el mercado sostienen que todavía hay espacio para seguir apostando a las letras este mes, aunque sugieren aumentar la exposición en instrumentos dolarizados.


Pese a que una masa significativa de inversores ya está posicionado en Lebac a un plazo mayor a 35 días, los títulos en dólares cobran cada vez más atractivo. Analistas del mercado consultados por este diario recomiendan a los más conservadores invertir en Letes y bonos en dólares, mientras quienes estén dispuestos a tomar más riesgo podrían apostar a los títulos provinciales.


"El Banco Central no se puede dar el lujo de bajar en forma agresiva la tasa de interés, por lo que van a seguir altas durante mayo. Esperaría a fines de este mes o a principios de junio para dolarizar la cartera", dijo Gustavo Neffa, director de Research for Traders.


El Banco Central decidió recortar este martes la tasa Lebac a 35 días en 0,5 puntos básicos hasta 37,5% – la decisión podría inaugurar una tendencia de tasas a la baja, aunque en el mercado consideran que el mecanismo será sumamente gradual.


En este escenario, para quienes estén buscando invertir en dólares con poca exposición al riesgo, Neffa recomienda las Letes. La colocación de Letras en dólares se concretó al 3,5% a 91 días y al 3,89 % a 182 días. Estos rendimientos más que duplican lo que pagan actualmente los plazos fijos en dólares, que en promedio no superan el 1,5%.


Sin embargo, para Augusto Polesman, director de Portfolio Personal, la poca liquidez de estos instrumentos – el Gobierno colocó u$s 447 millones – hace más atractiva la apuesta por bonos en dólares de corta duración. "Es más conveniente ir a un Bonar X que rinde un poco más, entre 4,3 y 4,5%, con mayor liquidez", dijo.


Con un tipo de cambio "relativamente barato", comprar títulos a $14,3 es atractivo, agregó Polesman. Desde Portfolio Personal priorizan los bonos de larga duración: el Discount y el bono que vence en 2046, con un rendimiento de 7,5%.


Por su parte, Neffa destacó el AA26, con un rendimiento de 7,2% teniendo en cuenta que debería converger al nivel de Brasil. Un título similar en el país vecino, rinde 5,2%. Sin embargo, este bono junto al que vence en 30 años no son aptos para minoristas porque se necesita un monto mínimo de u$s 150.000 para invertir en ellos.
Es por esto que para los minoristas vale la pena volver a los títulos dolarizados "tradicionales", como el Discount y el Bonar 2024, que tienen un buen potencial de ganancia por la apreciación de precios si hay una caída en el riesgo país, apuntó Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global.


"Creo que las altas tasas en pesos van a durar hasta mayo inclusive y en junio veremos más bajas. El mercado siempre se anticipa, por eso me posicionaría ahora en un 50% en bonos en dólares y el resto en pesos", remarcó Burzaco. A medida que transcurra el tiempo, indicó que aumentaría la exposición a un 70% en dólares.


En cuanto a los bonos provinciales, los analistas consultados concuerdan que el atractivo de cada título depende de la situación particular de cada sub-soberano, sobretodo para los inversores más jugados. "Hay que mirar con lupa los riesgos provinciales. Este es un año complicado. Entre Ríos, Neuquén y Mendoza, que saldrán a los mercados cuentan con débiles datos fiscales", dijo Neffa.