Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Recomiendan Lebac con un ojo puesto en el dólar y acciones baratas

También inmuebles en España y EE.UU.. Para los inversores retail, sugieren los fondos comunes de inversión. También bonos en dólares y títulos de empresas en pesos

De Goñi, Pereiro González, Premrou, Ghichandut y Capellino

De Goñi, Pereiro González, Premrou, Ghichandut y Capellino

Los expertos en inversiones valoran los cambios de política económica y en la negociación con los holdouts que ha implementado el gobierno, lo que abrió oportunidades para invertir a corto plazo en Lebacs, gracias a las altas tasas que paga el BCRA.

La volatilidad que implica la incertidumbre sobre la política fiscal obliga a ocupar una porción de la cartera en bonos en dólares y futuros. Pero si la expectativa es positiva, existen oportunidades en acciones de empresas que se beneficiarán del nuevo contexto. En cambio, no esperan un recorrido alcista para la inversión en inmuebles en Argentina, sino en España y EE.UU.

Así lo explicaron Esteban Pereiro González, Chief Investment officer de HSBC; Paula Premrou, CEO de Portfolio Personal; Guillermo Guichandut, gerente General de Supervielle Asset Management, y Mariano Capellino, CEO de INMSA Real Estate Investments, ayer en el panel "Alternativas de Inversión" de la Expo EFI (donde El Cronista fue Main Media Partner y organizador de los seminarios sectoriales).

"El panorama es positivo para las inversiones en Argentina pero no exento de volatilidad porque en tres o cuatro meses hubo avances en materia monetaria y cambiaria pero no fiscal", dijo Premrou. "La tasa del 38% de las Lebac, por encima de la tasa de inflación y de la devaluación, es positiva para las inversiones en pesos, pero es complicada para el nivel de actividad. Para las inversiones sostenibles en el tiempo, se requiere previsibilidad fiscal", agregó.

A corto plazo, hubo consenso en que la mejor inversión es la Lebac a 35 días. Guichandut recomendó incorporar la expectativa de devaluación comprando futuros, con una tasa implícita del 27%, para garantizar un rendimiento fijo en dólares. Una inversión temporaria mientras el BCRA lucha contra la inflación: "La tasa en pesos debería ir bajando porque no es sostenible", explicó.

Sabiendo que habrá un punto de inflexión en junio, Pereiro González recomendó aprovechar los fideicomisos financieros a 18 meses, las obligaciones negociables que pagan Badlar más 5% y los fondos "t+1". "Si somos optimistas, vamos a extrañar estos spreads el año que viene", dijo. También, estar atentos a los dollar-linked.

Y sugirió prestar atención a las empresas listadas en la Bolsa con potencial. "Hay mucho valor en empresas chicas", dijo, por lo que un inversor puede adelantarse al alza que podrían gozar cuando en 2017 se implemente el pase del país de mercado de frontera a emergente. El potencial es alto porque la capitalización bursátil respecto del PBI es sólo del 10%. "El desarrollo del mercado de acciones está relacionado con perspectivas económicas buenas en el futuro", aclaró.
 

Premrou recomendó tener la mitad de la cartera en pesos y la otra mitad en dólares, porque "los últimos tres meses fueron de volatilidad en el tipo de cambio".En tanto, agregó que el primer efecto del reacceso al mercado de capitales se verá en los bonos. 

Premrou explicó la incertidumbre que hay sobre la tasa de interés a la que se digerirá la colocación de u$s 20 mil millones en bonos de Argentina, por lo poco que bajó el riesgo país pese al avance con los holdouts. Pero remarcó las buenas señales que significaron las emisiones bonaerense y de Irsa e YPF.

"Hay una ventana de optimismo y el momento es ahora porque cuando se haya digerido la colocación la tasa va a bajar", y recomendó bonos soberanos y provinciales, porque "con baja probabilidad de default, es excelente la tasa de rendimiento". Y agregó la ganancia adicional de capital que se puede obtener en los bonos largos, como el Discount, a 2033, por la alta sensibilidad en su precio a la compresión de spreads.

Guichandut indicó a los inversores minoristas que pueden aprovechar esas sugerencias a través de los fondos comunes de inversión (FCI). Recordó que en Argentina no se aprovechan por desconocimiento de que son un producto de inversión y de la forma de acceder a ellos, a pesar del ser el vehículo más reglamentado y transparente. "Para los retail, sería el vehículo más fácil para acceder porque delegan la inversión en quienes saben hacerlo", dijo, además de señalar que el dinero se puede retirar en un día.

En el mercado inmobiliario argentino, Capellino no ve atractivo al compararlo con otros países, porque el rendimiento de los alquileres de activos residenciales es del 1% y la expectativa de apreciación es baja.

En cambio, observa buenas oportunidades en España (porque tiene diez años de recuperación, con rendimientos del 5% en alquileres en zonas periféricas y un 7% por apreciación) y EE.UU. (con recorrido en el segmento de clase media, con rendimientos del 7% en renta y 8% en apreciación en 5 años).

"Históricamente los inmuebles se mantienen en cartera y no se obtienen rendimientos elevados. La clave es desplazarse de un mercado y de un activo a otro. Se pueden triplicar los rendimientos", dijo Capellino.

"El timing para entrar es clave", y recordó que en Argentina, entre 2002 y 2010 se ganó 10% anual, pero quien se quedó hasta hoy obtuvo un rendimiento nulo y más el costo de oportunidad. "Nunca hay que repetir la historia reciente", dijo. Y señaló la ventaja de comprar en subastas, bancos e invertir en emprendimientos inmobiliarios, porque se puede comprar 20% por debajo del valor de mercado.