Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Rafecas desestimó denuncia contra el macrismo por emisión de Lebac

El juez federal Daniel Rafecas desestimó ayer por ser una " política no judiciable" la denuncia que radicaron diputados kirchneristas contra el presidente Mauricio Macri, el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger y el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, por la emisión de Lebac.
Fuentes judiciales informaron que el magistrado rechazó el requerimiento de abrir la causa penal que había hecho la fiscal federal Paloma Ochoa, quien había equiparado el asunto a la causa por la venta de "dólar-futuro" en la que está procesada la ex presidenta, Cristina Kirchner.
Rafecas consideró que las emisiones de Lebac "se circunscriben a una esfera de decisión que hace a la propia administración de los actos gobierno, quedando enmarcadas tales decisiones a cuestiones políticas no judiciables".
"Los distintos aspectos de la política económica denunciados por los legisladores y efectivamente adoptadas por los funcionarios del Gobierno, se enmarcan dentro de las atribuciones legales que la carta orgánica del Banco Central de la República Argentina (BCRA) confiere al Directorio de esa entidad, en coordinación con las demás medidas de política económica dispuestas a través del ministerio de Economía", sostuvo.
Las consideraciones están en línea con lo que sostiene la defensa de la ex presidenta, quien cuestiona con esos argumentos los avances que el juez Bonadio hizo sobre la causa del dólar-futuro.
Rafecas advirtió: "Si la política económica de una administración resulta acertada o no, a partir de la estrategia que se diseñe desde su conducción para regular dichos factores, forma parte esencial de la gestión global de un gobierno, que habrá de ser sometido bianualmente a consideración del voto popular y no es algo que pueda ser escrutado desde una perspectiva penal".