Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Quedan holdouts que reclaman u$s 3500 millones en demandas

Quedan holdouts que reclaman u$s 3500 millones en demandas

Pese a que Argentina saldrá del default selectivo en el que quedó inmerso a partir de julio de 2014, en las cortes de Nueva York todavía quedan reclamos pendientes por unos u$s 3500 millones, de los cuales el 90% pertenecen a una masa colectiva de pequeños bonistas, que suman unas 600 personas.

De acuerdo a los cálculos de Sebastián Maril, editor de Inversor Global, entre los fondos que todavía no aceptaron la propuesta argentina se encuentra el grupo Varela, integrado por unos 13 bonistas individuales, que tienen reclamos por alrededor de unos u$s 1200 millones.

El grupo integró la demanda original junto a NML, Aurelius Capital, Blue Angel y Olifant, pero decidieron no seguir la postura que adoptaron estos fondos cuando finalmente acordaron con la Argentina.

A su vez, otro de los grupos que concentran un monto significativo es Pérez, a través de una demanda colectiva por unos u$s 450 millones, mientras que el resto obedecen a demandas más pequeñas, que suman unos u$s 2500 millones, indicó Maril. Lo que queda, pertenece a fondos que aún no han llegado a un acuerdo.

La decisión de la Corte de Apelaciones de Nueva York, que ratificó el fallo del juez Thomas Griesa para que la Argentina salga del default, permitirá al país reinsertarse en los mercados internacionales y pagar la deuda a los acreedores sin sufrir riesgo de embargos.

El fallo, que fue resuelto en forma casi inmediata – -algo que no esperaban los holdouts- –quita poder de negociación a quienes no aceptaron la propuesta argentina, según sostienen especialistas que siguen el caso de cerca.

Según el abogado Marcelo Etchebarne, socio del estudio Cabanellas, los acreedores que no aceptaron el acuerdo no representan en las cortes un riesgo significativo para el país. "Cuando la Argentina no está en violación del trato igualitario y ha dejado de estarlo con el levantamiento de la ley cerrojo, no veo probable que se dicten cautelares bajo las mismas causales que favorecieron a los holdouts", sostuvo.