Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Qué son los encajes bancarios y por qué el Central decidió subirlos

Qué son los encajes bancarios y por qué el Central decidió subirlos

El Banco Central informó hoy que decidió subir los encajes bancarios para ayudar a frenar la inflación. Lo hizo después de bajar en un punto porcentual y medio las tasas de su Letras (las tasas altas también son una herramienta antiinflacionaria) y con el objetivo de que el “esfuerzo” contra la suba de precios sea “compartido” por todo el sistema financiero.

El encaje bancario es la parte de los depósitos que los bancos deben mantener inmovilizados para hacer frente a los retiros de efectivo por parte del público. Cuando un ahorrista deposita en una Caja de Ahorro o a plazo fijo, el banco usa esos fondos para prestarlo o invertirlo (por ejemplo, en Letras del Banco Central); pero no puede usar todo, sino que una porción queda inmovilizada.

Según comunicó hoy el BCRA, la suba de encajes será de 2% (2,5% para cajas de ahorro y 1,5% para cuentas corrientes) en junio y de otro tanto en junio.

Con esa medida, el Central reduce la “oferta” de dinero y, con eso, quita presión sobre los precios. Aunque esa reducción se neutralizaría con la expansión que en teoría debería generar la baja de las tasas de las LEBAC.

Por eso el comunicado del BCRA especifica que “la medida busca que el esfuerzo de esta contracción sea compartido por todos los actores del sector financiero y no únicamente por la autoridad monetaria”.

Por lo mismo, sostiene que “la suba de encajes no tiene efecto sobre las condiciones monetarias ni sobre las de crédito” dado que “en el esquema de política monetaria de fijación de la tasa de interés” a través de las LEBAC, “la cantidad de dinero se regula endógenamente”, es decir, por el propio sistema, según la demanda que hay a una tasa determinada. Esa teoría sostiene en síntesis que, por la baja de tasas, la suba de encajes no debería reducir el crédito.