Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Qué escenario post electoral esperan los traders para el Merval y bonos

Analistas consultados detallaron sus expectativas antes de los comicios y vaticinaron cómo se moverá la Bolsa en el arranque de la próxima semana.

Qué escenario post electoral esperan los traders para el Merval y bonos

Analistas y traders consultados por Cronista.com explicaron qué es lo que esperan para el futuro inmediato -tras las elecciones legislativas del domingo- en el mercado porteño, tanto en el Merval como con los bonos.

Corrección y oportunidad

 

Diego Martínez Burzaco, director de MB Inversiones, precisó que “hoy los riesgos de una corrección mayor postelectoral son mayores que las posibilidades de que el rally continúe”. “Las valuaciones tienen incorporadas muchas expectativas y los múltiplos de las mismas aparecen algo caros. Hay que ser selectivos”, apuntó.

Martínez Burzaco recordó que los precios subieron "más de 20% desde las PASO" ante las proyecciones electorales que tiene el mercado y sostuvo que, salvo que los resultados superen a las expectativas, "hay riesgos de una corrección mayor, sobre todo en acciones”, pese a lo cual añadió que esa baja que proyecta "puede ser una oportunidad".

Dos escenarios

 

Ramiro Marra, CSO en Bull Market Brokers, realizó análisis con dos escenarios electorales, ambos en el sentido de lo que esperan los mercados, pero uno más optimista que el otro. 

El más optimista, dijo, “está parcialmente descontado a corto plazo" y "servirá para retomar con fuerza tras la presentación de balances de noviembre y las importantes asambleas que tendrán algunas empresas clave en vista a la emisión de obligaciones negociables y aperturas de capital”.

Según el CSO de Bull Market Brokers, “este escenario requiere para el mercado de bonos la suba de calificación en el verano por parte de S&P de B a B+ (algo que hoy comentó en Londres el director)”. "El mercado de renta fija en dólares está muy caro con el actual rating", acotó.

Siempre en la misma proyección, en renta variable esperan que “el mercado retome la senda alcista tras una pausa con potencial bajista de finales de octubre y primera semana de noviembre" y que el Merval alcance los 28.500 para fin de año. " Además, el dólar continuará estable hasta fin de año por presión de oferta de deuda privada, con un precio 'objetivo' de $ 18, y las Lebac en torno al 27,5%", con lo que "convienen estrategias en FCI de multimercado o renta variable”, enumeró.

En el escenario "menos optimista" (ajustado, sin un ganador claro), Marra cree que "la volatilidad tomará al mercado del cuello" y que "con las altas valuaciones (actuales) puede haber caídas mayores al 10% en el Merval”. También “el mercado de bonos puede caer sobre todo en el segmento de mediano y largo plazo”, por lo que no serían "recomendables el AC17 ni el AA37", mientras que la "Lebac será el instrumento estrella" ya que si bien "el dólar puede llegar a tener un pico de demanda, rápidamente la suba de tasas" que el analista espera en esta proyección "acomodará y planchará" el precio del billete.

Si ese es el contexto, agrega, el precio 'objetivo' del dólar se estira a $ 18,25; la tasa de las Lebac, a 28%, y si bien el mercado estaría "bajista la primera quincena de noviembre, luego volverá a pricear“.

Tendencia alcista

 

Santiago Acuña, presidente de Acuña y Asociados y director de Macchi Valores S.A, pronosticó "un mercado con tendencia alcista de largo plazo".

“Obviamente no son procesos lineales, sino que va a haber serruchos. Vemos que una vez procesado el resultado electoral a nivel nacional, el mercado lo va a tomar de forma positiva. Resta por ver qué pasa con el resultado en provincia de Buenos Aires. El mercado post PASO subió de forma importante y eso produjo que el Merval llegara a máximos”, detalló y apuntó: “Los bonos también se vieron beneficiados por dicho escenario y están en máximos ya que el riesgo país volvió a niveles 2007".

Según Acuña, el resultado electoral definirá "la tendencia de corto plazo, ya que muchos inversores sobrecompraron". "De todas maneras, de venir una corrección en los precios será una oportunidad de compra porque la tendencia (de mediano plazo) es alcista”, agregó.

Por su parte, Nicolas Chiesa, senior trader de Balanz Capital, sostuvo que, dependiendo del resultado electoral, "el mercado puede continuar subiendo como lo viene haciendo estos días” pero también, si el recuento sorprende con datos muy distintos a los esperados, eso "tendría un impacto muy negativo en el mercado, ya que  (el mercado) está totalmente volcado" en un sentido.

Riesgos asimétricos

 

Federico Furiase, director de Eco Go e integrante de Estudio Bein, estimó que “mientras el resultado de las elecciones convaliden las expectativas del mercado en torno a un posicionamiento que le de al Gobierno margen de construcción de capital político para pasar las reformas estructurales pendientes habrá un escenario de dólar tranquilo y compresión de spreads en los bonos locales que podría seguir de largo en un contexto de liquidez global, manteniendo el atractivo del roll-over en el tramo corto de las Lebac, mientras el BCRA intenta anclar las expectativas de inflación hacia el 1% mensual”.

“En este escenario, la historia del Cupón del PIB puede seguir de largo como táctica de corto plazo, con buenos datos de crecimiento que se extrapolarán a noviembre, más allá de la incertidumbre en torno al año de empalme que convierte al instrumento en un juego binomial de mediano plazo”, puntualizó.

No obstante, Furiase alertó que “de todas formas, hay que estar atentos a esta dinámica: a diferencia de las PASO, el mercado llega muy 'long Lebac' (tipo de cambio con presión a la baja) y bonos largos (compresión de spreads)" y con encuestas que apuntan a un resultado distinto al que pronosticaban en las PASO.

“Es decir que el mercado enfrenta riesgos asimétricos: si sale todo bien, los precios ya lo habrían descontado; pero si el resultado no es tan favorable como anticipan las encuestas, podría haber alguna corrección transitoria en el tipo de cambio y en el spread de bonos”, precisó.