Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Proyecciones 2016El BCRA buscará contener la emisión y la inflación, pero no se puso metas

El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, prefirió no correr el riesgo de imponerse metas específicas de inflación y emisión monetaria para este año.
El jueves, la entidad publicó su informe de objetivos para 2016 en el que estableció como principal prioridad el combate a la inflación pero sin establecer metas para la tasa de variación de precios ni topes explícitos para el ritmo de expansión monetaria. Como objetivos secundarios, se perseguirá además el desarrollo del sistema bancario y el de medios de pago electrónicos.
"El primer objetivo del Banco Central será velar por la estabilidad monetaria de la economía argentina. Dicho propósito implica priorizar, en el contexto actual, la disminución de la tasa de variación de los precios domésticos, hasta niveles semejantes a los que hoy en día experimentan las economías emergentes que manejan su política monetaria con sistemas de metas de inflación", se leyó en el primer párrafo del informe de la entidad.
El flamante gobierno nacional persigue un acuerdo social que sirva para contener las pretensiones de aumento de salarios de los sindicatos y de suba de precios de las empresas y actúe como eje central de la estrategia antiinflacionaria.
Días atrás, el ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat-Gay fue el encargado de anunciar que las partes se tendrán que sentar en esa mesa sin un índice de inflación oficial.
Ahora, además, tampoco contarán con números a partir de los cuales discutir en el "programa monetario del BCRA. "La anunciada publicación de un nuevo índice de precios en 2016 permitirá hacer más explícitas las pautas de inflación del Banco Central", se excusó el informe oficial.
En "Objetivos y planes respecto del desarrollo de la política monetaria, cambiaria, financiera y crediticia para el año 2016", Sturzenegger repitió parte de los conceptos que esgrimió en el discurso pronunciado frente los empleados de la autoridad monetaria en su primer día al frente de la misma.
La inflación será la prioridad y algo de esa empresa ya se pudo ver en la emisión semanal de letras y notas con las que regula la masa monetaria: la esterilización de casi $ 28.000 millones vía Lebac, una reducción del 4,4% de la base monetaria en un solo día.
Lo más cercano a una meta nominal es una mención a que la tasa de expansión monetaria deberá ser menor a la actual, en el rango del 40% interanual. "El Banco Central se propone decididamente reducir la tasa de expansión de la cantidad de dinero en forma significativa, y de manera rápida", dijo la entidad.
Como segundo y tercer objetivos, el BCRA de Sturzenegger buscará además desarrollar el sistema financiero con vistas al fortalecimiento del ahorro en pesos y fomentará la bancarización, con foco en la extensión de medios de pago electrónicos que ayuden a reducir la informalidad.