Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Procesaron a Giordano por quiebra fraudulenta y lo embargaron por $ 57 millones

La decisión la tomó el juez de instrucción porteño Gustavo Pierretti.

Procesaron a Giordano por quiebra fraudulenta y lo embargaron por $ 57 millones

El peluquero Roberto Giordano quedó procesado por una quiebra fraudulenta y sus bienes fueron embargados en 57 millones de pesos.

El empresario de la moda y otras ocho personas de su entorno fueron procesadas por el juez de instrucción porteño Gustavo Pierretti en una investigación en la que intervinieron la Fiscalía de Instrucción 49 a cargo de Paula Asaro y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos.

Pierretti le imputó a Giordano haber sustraído y ocultado a sus acreedores (principalmente laborales) al menos 17 inmuebles, a través de sociedades fantasmas y testaferros.

La causa se inició en virtud de la denuncia formulada por la jueza a cargo de la quiebra, Julia Villanueva, quien remitió testimonios de las actuaciones de ese expediente a la justicia penal.

Aunque se oficializó hoy en el portal del Ministerio Público Fiscal, el juez de instrucción señaló -en la resolución firmada el 16 de agosto- que se encontraban reunidos elementos de convicción suficientes para procesar a Giordano por aparentar un estado de insolvencia que no guardaba relación con su realidad económica.

Según dijo, “la esforzada y prolija artimaña pergeñada por Giordano a la cabeza ha logrado su fin: frustrar los derechos de la masa de acreedores”.

En la causa analizó tres canales de valoración de la prueba que comprobarían el ocultamiento de los inmuebles a la masa de acreedores de la quiebra de Giordano.

Por un lado, el comprobado vínculo entre accionistas y representantes entre las sociedades entre sí y con Roberto Giordano; en segundo caso; la ausencia de actividad comercial de las sociedades y la imposibilidad de los socios para adquirir los bienes y; en tercer lugar, que Roberto Giordano era y siguió siendo dueño de las propiedades que fingió transmitir a otros o que otro adquirió a su nombre.

Por otro lado, tres de las cómplices de Giordano, imputadas en la investigación, reconocieron haber firmado algunos de los documentos investigados, relativos a la constitución de las sociedades fantasmas, a modo de favor.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Roberto Bernasconi
Roberto Bernasconi 22/08/2016 04:38:53

que noche(de mierdx) teté