Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Prevén récord de asistencia por Macri en la Bolsa: más de 1500 personas

Casi el triple que el año pasado con Cristina. Sólo los socios retiraron 1200 entradas, además habrá 14 ministros nacionales, del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, embajadores de países limítrofes, de países europeos, presidentes y directores del Banco Central y CNV

Prevén récord de asistencia por Macri en la Bolsa: más de 1500 personas

Mauricio Macri no le pidió al presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Adelmo Gabbi, que le mande su discurso con 48 horas de anticipación, como le exigía siempre, amparándose en una cuestión protocolar, Cristina Kirchner. Cristina preparaba su discurso (guionado por Axel Kicillof) luego de leer el de Gabbi, al que alguna vez mandó al psicólogo, hecho por el cual quien se define como un "inversor bursátil" suele esbozar una sonrisa al recordar el episodio.


Hoy a las 18.30 (en conmemoración del 162 aniversario de la Bolsa, que fue fundada poco más de un año después de la sanción de la Constitución Nacional Argentina), antes de ingresar por la magnífica puerta de hierro al viejo recinto de operaciones de la planta baja de Sarmiento y 25 de Mayo, el presidente de la Nación primero subirá al salón VIP del primer piso para saludar a los presentes y luego irá al salón de directorio, un súper VIP que se accede con una tarjeta de color diferente: hay tres colores: la básica para la planta baja, la VIP y la súper VIP.
Allí estarán los principales invitados: 14 ministros nacionales, del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, el Grupo de los 6, los empresarios más importantes de la Argentina, los embajadores de todos los países limítrofes, los de España, Francia, Italia, Portugal, presidentes y directores del Banco Central y de la CNV.


"Macri tiene un gancho bárbaro, generó una gran expectativa entre los 3400 socios y socias, al punto que 1200 ya retiraron sus entradas", reveló Gabbi. En total, aguardan más de 1500 asistentes, el triple que el año pasado, cuando fueron 650 personas.


En el estrado principal estarán, además del presidente de la Bolsa, el vicepresidente primero, Héctor Orlando; el vicepresidente segundo, Marcelo Menéndez; el secretario, Guillermo Carracedo; el tesorero, Carlos Molina; el presidente del Merval, Ernesto Allaria; y el secretario, Luis Alvarez, ya que el vicepresidente del Mercado, Nicolás Caputo (el hermano del alma de Macri) estará ausente con aviso por estar de viaje en el exterior. Cuando va a Miami, suele conducir un Mercedes Banz cuya patente, vaya paradoja, es CFK.


En el estrado, ellos se intercalarán con los principales funcionarios del gobierno, aunque quienes se sienten en el tarima los designa siempre el Poder Ejecutivo. Seguramente, además de Macri, estarán el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay; el secretario de Finanzas, Luis Caputo; el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger; y el titular de la Comisión Nacional de Valores, Marcos Ayerra, quien días después parte de vacaciones de invierno.


La CNV debe aprobar aún B&MA (Bolsas y Mercados Argentinos). Luego de varias reuniones, y de muchas idas y vueltas, los presidentes del Merval y de la Bolsa se pusieron de acuerdo en la composición accionaria: 60% será para los 183 agentes bursátiles y 40% para la Bolsa, que además recibirá una parte cash del Mercado de Valores, monto que no quieren dar a conocer antes de que sea informado en la reunión de consejo de la BCBA. B&MA empezará a cotizar en oferta pública una vez aprobado por CNV e IGJ, que será después de la asamblea del Merval. Ahí la Bolsa tendrá 90 días hábiles para vender un 10% a los 3500 socios y empleados (al ser una asociación civil, no puede regalarlas), según la demanda que haya y las reglas para la licitación.