Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Prevén que el crudo puede recuperar aún otro 13% para fin de año

Desde los mínimos de marzo, cuando tocó 47 dólares, acumula un avance de 10% hasta los 52,90 dólares actuales. El grueso de los grandes bancos mundiales prevé que para fin de año se va a ubicar en la zona de los 60-62 dólares. Pero el petróleo se mantiene un 50% debajo de los máximos de 2014. Conflictos bélicos como el de Siria pueden favorecer más subas

Prevén que el crudo puede recuperar aún otro 13% para fin de año

El conflicto bélico en Siria ha incrementado la volatilidad en el petróleo, derivando en subas importantes en las últimas sesiones. De hecho, el crudo acumula un avance del 10% desde los mínimos de comienzo de marzo de 47 dólares hasta los valores actuales de 52,90 dólares. La mitad del rally se dio en la última semana, principalmente desde que EE.UU. comenzó a lanzar misiles contra Siria. El temor de que el suministro de petróleo sea recortado permite especular con que el nivel de oferta quede de alguna manera amenazada en el corto plazo, generando de esta manera un rally en los precios del crudo.

Un dato de color es que, en el mismo período en que el petróleo experimentó este rally, el dólar también subió. Generalmente se especula con que un rally del dólar conlleva debilidad para las materias primas pero esta vez no fue así. Justamente, el conflicto en Siria y el acuerdo de la OPEP contribuyen a que el precio de la materia prima continúe escalando posiciones. En mayo probablemente tengamos una nueva reunión del cartel de OPEP para definir sobre el nivel de producción dentro de los productores y la decisión será clave para definir los próximos movimientos que tenga el precio del petróleo.

Otro de los factores que juega para definir el precio del crudo es el crecimiento económico global esperado que maneja la mayoría de los bancos e instituciones financieras y que no genera demasiado entusiasmo como para elevar la demanda actual de petróleo para abastecer las distintas industrias y economías que necesitan crudo.

En base a todo ello, los distintos bancos mantienen un cierto grado de cautela y poco optimismo respecto del futuro de los precios del petróleo. Entre los más optimistas se encuentra el banco de inversión Standard Chartered, que ha pronosticado que para fines de 2017 el crudo debería acercarse a niveles de 68 dólares, pasando en el segundo trimestre del año por niveles cercanos a los 58 dólares, 62 dólares en el tercer trimestre y 68 dólares en el último trimestre del año.

De todos modos, la mayor parte de los bancos de inversión ubican al precio del barril en niveles cercanos a los 60-62 dólares para fines de 2017, ya que tanto el Banco HSBC, Citigroup, UBS, Royall Bank of Canadá, Bank of América Merrill Lynch, Credit Suisse y BNP entre otros, estiman que el crudo alcanzará esos niveles, una suba de 13% de suba aproximadamente.

Como complemento, el sector de energía no ha sabido acompañar en las últimas semanas el rally de 10% que ha tenido el petróleo ni tampoco ha incluido hasta ahora en sus precios las expectativas positivas que mantiene la mayor parte de los miembros del mercado respecto del futuro del precio del petróleo ya que el índice de sector de energía americano ha avanzado un 4,5% en las últimas dos semanas. A su vez, el ETF de productores de Petróleo y GAS (IEO) ha avanzado un 8,5% en las últimas dos semanas.

En concreto, si el petróleo efectivamente continúa con su recuperación y apunta a los objetivos que plantean los bancos de inversión, probablemente el precio de las acciones del sector logren registrar avances interesantes intentando acompañar las subas del crudo. La fortaleza del dólar, que se mantiene en zona de máximos, no está resultando un impedimento para que el crudo extienda la recuperación, permitiendo ver que la correlación negativa entre el billete verde y el crudo no se está cumpliendo, tal como históricamente se evidencia. El petróleo tocó un piso a comienzo de 2016 cuando supo cotizar en niveles de 26 dólares y desde allí inició una recuperación de mediano plazo logrando una suba de 102%.

Pese a este repunte de mediano plazo, no obstante, el crudo se mantiene un 50% debajo de los máximos evidenciados en 2014 y los conflictos bélicos que intente llevar adelante EE.UU. y la nueva administración de Trump son factores que contribuyen a que el barril de petróleo extienda las subas actuales tal como lo ha hecho en las últimas semanas.