Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Presión sobre las tasas: inflación en EE.UU. supera 2% por primera vez en cinco años

La inflación interanual cerró 2016 en el 2,1% en EE.UU., la tasa más alta desde 2011. La Fed aumentó las tasas al rango de entre el 0,50% y 0,75%, la segunda suba en casi 10 años

Presión sobre las tasas: inflación en EE.UU. supera 2% por primera vez en cinco años

La inflación interanual cerró 2016 en el 2,1% en EE.UU., la tasa más alta desde 2011, con lo que se pone fin a un prolongado período del alza de precios por debajo del 2% anual y ese dato apunta a un mayor ritmo de ajuste de tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed). En diciembre, el índice de precios al consumo (IPC) creció un 0,3%. El dato interanual del 2,1% es el mayor desde el 3% con el que concluyó el año 2011.

Los precios de la energía subieron en diciembre un 1,5%, lo que elevó el aumento acumulado durante todo el año pasado al 5,4%. La gasolina, en concreto, ha aumentado un 9,1% en el pasado año, reflejo de la recuperación de los precios del crudo. Por su parte, los precios de los alimentos se mantuvieron estables por sexto mes consecutivo, y en todo 2016 cayeron un 0,2%. Sin tener en cuenta los precios de los alimentos y la energía, que son los más volátiles, el IPC subyacente registró en diciembre un alza del 0,2% y el dato interanual quedó en el 2,2%, una décima por encima del informe previo.

Este repunte de los precios se da en un contexto de fortalecimiento de la economía estadounidense y una tasa de desempleo por debajo del 5% y cercana al pleno empleo, lo que incrementa las probabilidades de que la Fed acelere su ritmo de ajuste monetario.

Dado el bajo nivel de desempleo, que cerró diciembre en un 4,7%, las presiones inflacionarias se están empezando a trasladar también a los salarios con incrementos sostenidos en los últimos meses.
El banco central estadounidense elevó en diciembre las tasas de interés al rango de entre el 0,50% y 0,75%, la segunda subida del precio del dinero en casi una década.

Para 2017, el organismo dirigido por Janet Yellen que había mostrado su preocupación por el persistente nivel de bajos precios a lo largo de los dos últimos años, ha pronosticado tres rondas de ajuste monetario.
A esta tendencia actual, se suma la llegada al poder de Donald Trump, quien asume la Presidencia este viernes, y quien ha prometido un agresivo plan de estímulo fiscal a través del recorte de impuestos y aumento del gasto público en infraestructura y defensa.