Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Presentan denuncia por sobrepago en cupones PBI

Claudio Lozano, dirigente nacional de Unidad Popular, presentó una denuncia penal por la intervención kirchnerista sobre el Indec, la cual le costó a los argentinos, u$s 2.294 millones.
Además Lozano planteó la preocupación de que el actual gobierno luego de publicar la nueva serie del PBI no haya hecho la denuncia penal correspondiente: "Nos preocupa que se validen los datos adulterados y que de este modo no sólo hayamos pagado de más en los años pasados, sino que el actual gobierno termine agigantando los pagos futuros", señaló el dirigente de Unidad Popular.
La denuncia, presentada por Lozano en los Tribunales de Comodoro Py, fue radicada en el Juzgado Federal N´ 5 a cargo del Juez Dr. Martínez Giorgi, y caratulada "Lozano S/ (Defraudación contra la Administración Pública), artículo 174 inciso 5º, 293 y 298 (Falsificación de Documento Público) y 309 (Delitos contra el Orden Económico y financiero", bajo el expediente número 12561/16. Al sobreestimar el crecimiento se pagó 25% de más por los cupones PBI.
Los cupones atados al PBI fueron creados en el canje 2005 por el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, y su secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, como un extra que sería entregado a los que aceptaran la oferta. El concepto era el de crear un "dulce" que permitiera seducir a tenedores de deuda defaulteada en 2001 sin reducir la quita que exigía el entonces presidente Néstor Kirchner.
Inicialmente, los warrants tuvieron dificultades para encontrar un precio y muchos de sus tenedores originales se deshicieron de ellos sin saber que terminarían siendo el activo más interesante de la operación. Se venían anos de crecimiento a "tasas chinas" que fueron sobre estimadas, además, debido a la subestimación de los datos de inflación. Entre 2006 y 2012 los cupones pagaron renta por unos u$s 10.000 millones, que se pagaron a fines del año siguiente.