U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Por suba de las tasas, aumenta otra vez el costo de pagar con el Ahora 12

Tenía un costo del 43,9% pasó al 45,6%. Claro que comprar en varios pagos por fuera del programa es todavía más caro. Doce cuotas implican un interés del 104%

Por suba de las tasas, aumenta otra vez el costo de pagar con el Ahora 12

La suba de tasas que impuso el Banco Central del 45% al 60% por lo menos hasta diciembre no sólo está asfixiando a la economía, sino que produjo un aumento de tasas dentro del propio Gobierno, ya que los planes con el Ahora 12 tuvieron otra vez un incremento del costo financiero total, luego del alza que habían tenido el mes pasado.

Si bien mucha gente tiene la percepción que es de cero interés, como pasaba con el Gobierno anterior, tiene un costo, aunque menor que por fuera del programa. El Ahora 3, que era del 36,8% pasó al 38,2%, el Ahora 6 que era del 40,5% pasó al 42,2%, el Ahora 12 que era del 43,9% pasó al 45,6% y el Ahora 18 que era del 45,6% pasó al 47,4%.

Claro que por fuera del programa los costos son mucho mayores: en 3 cuotas sale 89%, en 6 cuotas sale 91%, en 12 cuotas, 104% y en 18 cuotas,110% más.

En la Secretaría de Comercio relativizan el incremento: "Con el cambnio de tasas, que fue muy grande, este reacomodamiento de precios fue muy pequeña, apenas se ajutaron 2 puntos porcentuales. Por lo tanto, cada vez es más fuerte la brecha a favor del Ahora 12 contra lo que cobran las tarjetas de crédito por fuera del programa".

No pasó desapercibido que las compras con el Ahora 12 hayan aumentado su costo financiero total del 25 al 40% anual el mes pasado. Las estadísticas de Prisma de julio revelan que se hicieron 600.000 transacciones, contra 774.000 que se habían realizado en el mismo mes del año pasado, lo que marca una merma del 22%.

Entre todos los planes del Gobierno, la caída fue del 9% internaual, ya que de 2,84 millones de transacciones cayeron a 2,58 millones de unidades. En más de 24 cuotas, el derrumbe fue del 57%. y en el caso de 7 a 12 cuotas la caída fue del 14%, en el caso de 13 a 24 cuotas fue del 12%, y en 4 a 6 cuotas el descenso fue del 5%. En cuanto a los rubros, las ventas de electrodomésticos con tarjeta cayeron 12% en cantidad de transacciones, mientras las de indumentaria sufrieron una pérdida del 4% de unidades.

Lo que hay que tener cuidado es de no hacer revolving, que es como se llama en la jerga a pagar el mínimo cuando llega el resumen de la tarjeta, porque ahí las tasas pueden llegar a 100% anual según el banco.

"La gente no se quiere endeudar. El juego con las tarjetas es complicado, porque más allá de las cuotas, luego hay que ver cómo se mueve el pago mínimo (si por esas razones no se paga el 100%) que te exige el banco y a las tasas de hoy, eso puede ser una bola de nieve. Pero mas allá de la tasa (ya que mucha gente piensa en la cuota) creo que la inflación (incluido los tarifazos) le está sacando capacidad de compra a la gente y consumen menos", detalla un banquero.

La planificación del gasto por parte del consumidor está buscando un horizonte de corto plazo para la toma de decisiones, por eso prima el uso de la tarjeta de débito o crédito, pero no más de entre 2 o 3 cuotas. La variable inflación versus salarios aún caminan sobre un terreno incierto donde ambas puntas difícilmente converjan en un mismo punto ganándole la carrera los precios a los ingresos de los hogares.

"En ese sentido, el consumidor vuelve a tener a la inflación como un costo adicional en su compra, por lo cual intenta evitar la tasa de interés y costo financiero total que hoy le proponen las tarjetas de crédito", subraya Damian Di Pace, director de Focus Market.