Por qué baja el riesgo país y qué oportunidades genera para el inversor

En un contexto en que la Bolsa porteña mantiene una racha de optimismo, pese al mal desempeño de los mercados del mundo y los bonos subiendo, expertos en el tema analizaron los factores que generaron el descenso y aconsejaron cómo aprovechar este momento.

Desde el comienzo del año nuevo el riesgo país cayó con fuerza, hasta los 736 puntos, tras alcanzar máximos de cuatro años. En un contexto en que la bolsa porteña mantiene una racha de optimismo, pese al mal desempeño de los mercados del mundo y los bonos subieron por segunda jornada consecutiva, expertos en el tema analizaron los factores que generaron el descenso y compartieron con El Cronista sus consejos sobre oportunidades de inversión ante este renovado panorama. 

Por qué bajó el riesgo país
Merval y riesgo país
Merval y riesgo país

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI), el director Pablo Castagna opinó que “la baja del riesgo pais se debe a varios factores que hicieron que los inversores volvieran a comprar activos argentinos .

En ese sentido, destacó que se debió en parte a que esos activos “estaban sobrecastigados, con precios muy bajos y rendimientos muy por encima en comparación a países de menor calidad crediticia e institucional. Esto motivado por un riesgo político que a mi criterio es prematuro e incierto .

Por otro lado, Castagna consideró que el “Gobierno está dando señales de acertar, luego de varios intentos fallidos, con la política monetaria, control del tipo de cambio y del déficit para ilusionarse con un crecimiento de la actividad económica para el segundo trimestre del año, esto último le daría muy buenas chances electorales .

En tercer lugar, sostuvo que “la tasa de referencia a 10 años de USA, bajó del 3,20% a 2,50% en un par de meses, generando otra vez flujo para los activos de países emergentes .

Por último, destacó el “efecto Bolsonaro, si le va bien a Brasil, va a contagiar a Argentina por ser el principal socio comercial y hay muchas expectativas con los anuncios del líder brasileño .

En esa misma línea, el director de MB Inversiones, Diego Martínez Burzaco, explicó que “hubo compras de oportunidad a partir de informes de algunos bancos de afuera, sobre oportunidades que había en la deuda argentina y eso impulsó . 

Para el vicepresidente de Futuro Bursátil, Santiago Llull, “el riesgo país es una sensación medida por los mismos que te catalogaron de emergentes . En aquel momento dijimos que ser emergentes no era lo mejor para la Argentina pasar de ser el mejor de frontera al peor de los emergentes. Como país de frontera el riesgo país era muy menor al actual . 

 

Qué debiera pasar para que el riesgo país siga bajando


La tendencia debiera mantenerse en la medida que se mantengan los factores anteriores y principalmente si el Gobierno comienza a dar buenas señales en materia de encuestas políticas. Además si los resultados electorales, que vamos a tener a partir de febrero, dan chances de una reelección del presidente Mauricio Macri , el riesgo país debiera estabilizarse en los 700 puntos, con subas en los bonos (dependiendo la duración) , no menores al 10% , opinó Castagna de Portfolio.

Para Llul, “el riesgo país tiene una tendencia a la baja , eso explica las grandes subas en empresas con adrs y atadas a la energía . En mayo entraríamos en el MSi y creo que lo deberíamos hacer con un riesgo país muy por debajo de los números actuales. Y políticamente e internacionalmente se ve a Brasil apoyando a la Argentina , veremos si sucede, pero las relaciones políticas actuales no indican un cambio de rumbo .

En cambio, para Martínez Burzaco “decir si el riesgo país va a seguir bajando o no, es hacer futurología. No cambió nada el panorama que había a fin de diciembre .

Sostuvo que lo que “se ve en línea generales es que los emergentes están mostrando en este inicio de año una performance relativamente mejor a las acciones de Estados Unidos y eso ayuda a que los activos argentinos se vayan recuperando. Eso en parte tiene que ver con dos factores, por un lado el tema de Brasil que para Argentina es muy importante, hay un guiño del mercado hacia Bolsonaro en cuanto a sus idea de reformas estructurales en este país, hay que ver si después son viables o no, pero eso está generando un flujo hacia activos brasileños que también derraman en los argentinos .

“En segundo lugar, debido a una perspectiva de ralentización en la suba de la tasas de interés. Esto si bien es negativo porque desacelera a la economía a nivel global, también es positivo porque quizás el menor costo del dinero hace que vuelvan los capitales hacia los emergentes en busca de rentabilidad , amplió. 

“De todas formas sabemos que el riesgo país va a estar signado mucho por el contexto político, pero al menos en estas primeras semanas se pudo comenzar con mayor optimismo respecto a los que veníamos pasando en diciembre. Pero creo que se debe más a estos factores externos que a algo local , detalló. 

Para el economista director de EcoGo, Federico Furiase, “el 2019 viene con ‘equilibrios múltiples’: a mayor (menor) tasa de interés real requerida para estabilizar dólar/expectativas/tipo de cambio real y hacer roll over de las Leliq emitidas por el BCRA, menor (mayor) crecimiento, y por ende, mayor (menor) el ajuste fiscal antes de intereses requerido para estabilizar el ratio de la deuda pública a PIB: mayor (menor) presión en el riesgo país .

En ese sentido, se refirió a las condiciones necesarias aunque ‘no suficientes’ para bajar riego país:

1) Consistencia monetaria que permita estabilizar expectativas de devaluación/ inflación y tipo de cambio real vía el control de la base monetaria, en un contexto donde el BCRA puede hacer roll over de las Leliq a una tasa real decreciente en el tiempo.

2) Ajuste fiscal para descomprimir el riesgo país frente a las rigideces que presenta el gasto público (más de la mitad del gasto en Nación indexa por ley a la inflación pasada) y la necesidad de bajar impuestos para mejorar la competitividad.

3) Reformas estructurales que permitan dinamizar el crecimiento potencial y sortear la clásica restricción externa, en una economía con problemas estructurales de competitividad (alta carga tributaria, elevado costo financiero) y que presenta obstáculos para bajar una inflación, que en los últimos años se mantiene arriba del 25% anual con picos del 40/45% anual, frente a la dominancia fiscal (emisión monetaria directa, indirecta y reprimida, vía crecimiento insostenible de pasivos remunerados), el alto traslado a precios de las devaluaciones, la indexación de contratos y la inercia.

4) Despeje de la incertidumbre política más allá de 2019 teniendo en cuenta que en 2020 no hay espacio para financiar populismo al agotarse los desembolsos del Fondo.

 

 

 

Oportunidades de inversión que se generan ante este escenario

 

Desde Portfolio, Castagna recomendó para los más arriesgados y que vean chances de continuidad del actual gobierno, “es momento de aprovechar este contexto y posicionarse en activos en dólares como: Bonos Soberanos Bonar 24 y Bonar 2022 y Bonos Provinciales: Ciudad de Buenos Aires 2027, Córdoba 2026, Prov. Se BsAs 2024 y Neuquen 2028 con Garantías Hidrocarburiferas. Pensando a un horizonte de dos años, entre un 5% y un 10% de la cartera vemos valor en acciones como GGAL, Pamp y Supervielle .

“Todos los bonos mencionados, aún tienen rendimientos de entre 9% y 12% anual en dólares. Los que tengan dudas o no quieran atravesar esta incertidumbre electoral con riesgos, la recomendación es mantenerse en Letes con vencimiento hasta agosto de 2019 con rendimiento del 4% anual en dólares o el Bono Dual que rinde en dólares por encima de una Lete , indicó.

Santiago Llull ve “grandes posibilidades en bonos si vuelve el apetito internacional sobre todo en la paridad de los bonos que en los últimos días corrigió y bastante. Paridades en Ay24 de 93 por ejemplo y sabiendo que te devuelve 100 + cupones. Y por supuesto en acciones argentinas representativas para EE.UU., apuntando a la energía de nuestro suelo .

Según Furiase de EcoGo, “para los inversores con menor tolerancia al riesgo, el Bonar 2024 ofrece una alternativa de dolarización al 13% anual, con los desembolsos del Fondo asegurando el repago del cupón y la amortización de una parte del capital durante 2019, siendo un bono corto con baja sensibilidad del precio al movimiento de tasas. A los precios actuales, el devengamiento del cupón durante 2019 con el Fondo como prestamista de última instancia, permitiría compensar totalmente una baja potencial de precio de 9,4% por una suba de tasas de 505 puntos básicos. Suponiendo un escenario optimista con compresión de tasas de 300 puntos básicos y un escenario pesimista con suba de tasas de 500 puntos básicos, con 50% de chance para cada uno, el retorno total esperado (por variación de precio y devengamiento de tasa) se ubica en 8% a un año vista .

“Para los inversores con más tolerancia al riesgo, la alta convexidad y el alto cupón que devenga el bono a 100 años a estos precios (paridad de 74%), permite maximizar el retorno total esperado frente a escenarios binomiales con alta volatilidad de tasas. Haciendo el mismo ejercicio: suponiendo un escenario optimista con compresión de tasas de 300 puntos básicos y un escenario pesimista con suba de tasas de 500 puntos básicos, con 50% de chance para cada uno, el retorno total esperado (por variación de precio y devengamiento de tasa) se ubica en 17% a un año vista , concluyó.

Tags relacionados

Más de Finanzas Mercados

Noticias del día