U$D

JUEVES 25/04/2019

Por primera vez en ocho años las financieras no bancarias pierden plata

Por primera vez en ocho años las financieras no bancarias pierden plata

Las entidades financieras no bancarias se están llevando la peor parte del apretón monetario. Por segundo mes consecutivo, el universo -reducido- al que relevan los datos del Banco Central (BCRA) muestran pérdidas en sus resultados. La causa es el aumento de la tasa a la que se fondean, más que nada, pero también la caída del consumo y, en algunos rubros, los topes a la tasa que cobran por sus préstamos.

Datos del BCRA de octubre muestran que el sector de entidades financieras no bancarias consiguió resultados negativos, pérdidas, por segundo mes consecutivo. En octubre, las pérdidas del sector llegaron a $ 38 millones, luego de anotar números rojos por $ 37 millones en septiembre. La serie no mostraba pérdidas para el sector desde agosto de 2010.

Sin embargo, el universo relevado por el BCRA es limitado. Son apenas 15 entidades, más que nada financieras de automotrices y orientadas préstamos personales.

Pero fuera de las empresas relevadas por los datos oficiales cuentan que la historia es similar. "Hay empresas y empresas, pero en general es un rubro muy orientado al consumo y que sigue al ciclo económico, además como a la hora de hacer préstamos con tarjetas no bancarias hay un tope a la tasa que podemos cobrar, un 25% más que el promedio de tasa de préstamos personales del sistema bancario que es inaplicable, en algunos momentos el costo de fondeo a través del mercado de capitales estuvo por encima de la tasa que se podía cobrar", dijeron en la Cámara de Emisores Regionales de Tarjetas de Crédito y Consumo no Bancarias (Certacyc), cuyas empresas miembro no entran en los datos oficiales.

Las tasas de préstamos personales promediaron más de 60% en lo peor de la crisis cambiaria, lo que puso un tope de menos del 80%, un techo bajo para emisiones de deuda de crédito al consumo que dos meses atrás se colocaban con rendimientos de hasta 123%, según datos de la Comisión Nacional de Valores.

"Estamos aceptando niveles de riesgo menores, para tratar de reducir el riesgo y eso es menos generación de crédito", dijo Juan Pablo Bruzzo, CEO de Moni, una fintech de préstamos de corto plazo. "Las fintech no tenemos sucursales y nuestros costos son bajos, pero en empresas en que los préstamos son de más largo plazo se encuentran con que otorgaron a una tasa más baja de la que necesitan hoy para fondearse, eso lleva a números rojos", agregó.

En el resto del universo de crédito no bancario los costos operacionales, en cambio, si pesan. Y siguen marchando. "Por cada 15 préstamos que otorgan, evalúan 15, eso hace que en momentos en que el crédito se restringe los costos pesen más", dijo Guillermo Barbero de First. "Con todo, es un sector que va de la mano de la actividad económica, si el repunte económico se concreta se puede recuperar", concluyó.