Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por primera vez el Dow Jones rompió la barrera de los 20.000 puntos

Las medidas de Donald Trump para impulsar el crecimiento y buenos resultados de las empresas cotizantes en el trimestre pasado ayudaron a perforar la barrera psicológica

Por primera vez el Dow Jones rompió la barrera de los 20.000 puntos

El índice industrial Dow Jones de Wall Street trepó por encima de los 20.000 puntos por primera vez en su historia ayer en medio de subas de los mercados accionarios de todo el mundo como resultado del optimismo inversor en materia de crecimiento económico que despertaron los balances de empresas norteamericanas. Los bonos del Tesoro de los Estados Unidos, habituales activos de refugio, cayeron junto con el petróleo.

El índice que agrupa a las empresas "blue chip" americanas (las más prestigiosas) logró quebrar la barrera psicológica después de haberse acercado varias veces en el último mes. Según cálculos de Bloomberg, el tránsito de los 19.000 a los 20.000 puntos fue el viaje de 1000 puntos más rápido de la historia del indicador. A fines de noviembre pasado había empezado el trayecto, al romper la barrera de los 19.000 puntos.

El récord del Dow llegó en un día de optimismo generalizados. Las acciones europeas mostraron sus saltos más importantes desde las elecciones en los Estados Unidos, en los primeros días de noviembre pasado. Los bonos del Tesoro de los Estados Unidos bajaron. Eso sí, el peso mexicano se derrumbó luego de que el presidente estadounidense Donald Trump pusiera en marcha acciones para construir una muralla en la frontera con ese país. El petróleo cayó por un aumento en los inventarios de los Estados Unidos.

La disparada de las acciones llega como resultado de movimientos del nuevo presidente estadounidense orientados a cumplir con las promesas de crecimiento económico hechas durante su campaña, como la identificación de posibles proyectos de infraestructura, la aprobación de dos oleoductos y la presión para que empresas automotrices trasladen su producción a los Estados Unidos. Los balances de las empresas cotizantes también aportaron al sentimiento alcista, con Boeing como ejemplo más reciente de compañía que reportó ganancias por encima de lo esperado.

Otras señales globales asociadas al crecimiento económico, como la suba de las tasas de los bonos que alimentan mejores márgenes bancarios y un renacido vigor del gasto que impulsa a los sectores asociados al ciclo económico y a la actividad de los consumidores.

El Dow subió 142,72 puntos ayer hasta tocar los 20.055,43 sobre el final de la rueda. La acción más ganadora del índice fue Boeing, con un avance del 4,5% después de reportar un aumento en las ganancias durante el último trimestre de 2016.

El índice abarcativo S&P 500 subió 0,7% ayer a un récord de 2295,95. Las acciones industriales, tecnológicas y financieras fueron las que lideraron los avances. El tecnológico Nasdaq subió 0,99%. Estos dos índices habían batido sus récords históricos un día antes que el Dow Jones y ayer extendieron esos máximos.
El Stoxx Europe 600 Index, que agrupa a las principales acciones europeas, saltó 1,3%, mientras que el DAX alemán alcanzó su mayor nivel desde mayo pasado.

Entre los papeles europeos, la tecnológica Logitech saltó 16% después de sorprender con sus ganancias del último trimestre. Banco Santander ganó 3,4%, también luego de presentar resultados por encima de lo esperado.

El dólar se debilitó frente a un grupo de 10 monedas de países centrales, a excepción del dólar australiano. El Bloomberg Dollar Spot Index volvió a caer, esta vez un 0,3%, y va camino a cumplir su quinta semana consecutiva de camino cuesta abajo.

Por último, el Bloomberg Commodity Index, que mide los retornos de las materias primas, cayó 0,4% y estaba a punto de tener su peor baja en una semana. El barril de petróleo WTI, de referencia en los Estados Unidos, perdió 0,9% hasta caer por debajo de los u$s 53 por barril.