Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por primera vez, Sturzenegger salió a comprar para sostener al dólar

El minorista subió 10 centavos. Hasta ahora, sus intervenciones directas siempre habían sido ventas. Cuando quiso sumar dólares, lo hizo vía bancos públicos

Por primera vez, Sturzenegger salió a comprar para sostener al dólar

El dólar en el mercado mayorista saltó 1,27% ayer para recuperar casi todo lo que había perdido en el mes de junio. El avance de la divisa se explicó por una vigorosa intervención del Banco Central (BCRA) con compras por u$s 143 millones, que interrumpió casi dos meses de ausencia de la entidad conducida por Federico Sturzenegger. Las compras oficiales dieron vuelta completamente la tendencia de la rueda de ayer y llegaron justo a tiempo para evitar que el dólar minorista perforara la barrera psicológica de los $ 14 en momentos en que el Gobierno asegura sentirse incómodo con la apreciación del peso: cerró en $ 14,11 tras subir 10 centavos.


Hacía casi dos meses que la mesa del BCRA no aparecía en el mercado. La última vez fue el 29 de abril. Desde entonces, la autoridad monetaria había adoptado una estrategia distinta: en lugar de comprar por su cuenta, mandaba a los bancos públicos a hacer operaciones para luego recomprarles las divisas fuera del mercado. Por esa vía se hizo de más de u$s 1500 millones en mayo.


La diferencia entre intervenir en forma directa y hacerlo a través de terceros está en la reacción que suelen tener los privados. Cuando los que compran son el Banco Nación o el Provincia la rueda se mueve normalmente y el BCRA apenas sostiene el precio acumulando reservas. En cambio, cuando los operadores ven actuar a la autoridad monetaria, se hacen a un lado: el objetivo fue ponerle un piso momentáneo a un precio que no para de bajar por el ingreso de dólares de la cosecha y divisas que vienen a aprovechar las altas tasas en pesos.
"Pagó desde $ 13,75 hasta $ 13,79 y el precio subió 10 centavos de inmediato", contaron ayer desde una mesa bancaria. "Si bien se siguió operando, cayó el volumen; todos reducen su participación hasta que el precio encuentra un nuevo nivel."


Ayer, unos u$s 100 millones fueron comprados directamente por la mesa de operaciones del BCRA. Los otros u$s 43 millones fueron adquiridos por bancos públicos y luego recomprados por la autoridad monetaria. El dólar mayorista subió 17 centavos ayer y cerró a $ 13,92. El precio de la divisa que pagan los grandes jugadores retrocede entonces 0,51% en lo que va del mes y 11,9% desde su máximo de principios de marzo pasado.
Ayer el dólar minorista había cerrado a $ 14,01 según la información diaria que provee el BCRA. La suba potenciada por compras oficiales llegó justo a tiempo para evitar que perfore los $ 14.


La de ayer fue la primera intervención compradora del BCRA desde la llegada de Sturzenegger a la silla de presidente. Todas las demás "intervenciones puntuales" habían sido vendedoras, es decir, habían tenido como objetivo bajar al dólar en lugar de subirlo (por ejemplo, para ahorrar en dólar futuro).


La ventaja de competitividad que se obtuvo en diciembre con la salida del cepo –una suba del tipo de cambio real del 40% en un día– se achicó a la mitad con la baja del dólar desde inicios de marzo a esta parte. La mejora en el tipo de cambio real multilateral que informa el BCRA se redujo al 19% desde la devaluación.