Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por las tasas, en octubre cayó 45% el descuento de cheques en Bolsa

Los vaivenes de la demanda de los Fondos Pyme afectan al mercado. También la norma que habilitó a los bancos a destinar todo el cupo del crédito subsidiado a cheques

Por las tasas, en octubre cayó 45% el descuento de cheques en Bolsa

Si bien varios puntos del proyecto de reforma de la Ley de Mercado de Capitales apuntan a incrementar la cantidad de Pymes que allí se financian, las empresas más chicas de la economía ya tienen instrumentos disponibles en el mercado desde hace más de una década. Con un régimen simplificado, las Pymes pueden cotizar sus cheques de pago diferido, emitir obligaciones negociables, pagarés bursátiles y hasta acciones.

Pero el instrumento preferido de las Pymes son los cheques de pago diferido avalados por una Sociedad de Garantía Recíproca (SGR). Según datos de la Comisión Nacional de Valores, entre enero y octubre de 2016, el financiamiento a través de cheques de pago diferido fue de $13.794 millones, una suba interanual equivalente a 55% y una tendencia que fue acompañada por una suba del 20% en las cantidades de cheques transados. Pero en octubre de 2016 se negociaron sólo 8.948 cheques de pago diferido con un volumen de $ 1.076 millones, lo que contrasta con los 14.646 cheques por $ 1.953 millones negociados en septiembre.

Las altas tasas son la principal razón de la baja de la reducción del 45% del volumen en octubre. En el décimo mes del año, el interés que las Pymes debieron pagar para descontar sus cheques avalados en el mercado de capitales aumentó 470 puntos básicos respecto de los registros de septiembre y se ubicó en 25,4%.

En la comparación interanual, también se observa un descenso en el monto negociado desde los $ 1.244 millones de octubre del 2015 (-13%), con un nivel de tasas que, según los plazos, se ubica entre 7 y 11 puntos porcentuales por encima del vigente hace un año.

Efecto FCI y cupo bancos

"Cuando se acerca la fecha en que se le saca la ‘foto’ a los Fondos Pyme para ver si están acordes a la Ley, aquellos que no están adecuados, salen a comprar activos Pymes. Como las ON Pyme, por ejemplo, tiene poca liquidez se vuelcan a los cheques. En septiembre, por una resolución de la CNV, los fondos tuvieron que adecuarse y demandaron cheques en gran cantidad, lo que produjo que las Pymes descontaran cheques al 15%", explicó Andrés Vilella Weisz, Portfolio Manager de Balanz Capital.

Una fuente del mercado agregó: "Luego del 30 de septiembre, la demanda de los Fondos bajó porque alcanzaron el mínimo requerido. Por otro lado, se redujo la oferta porque aquellos que tenían cheques para vender, no querían convalidar las tasas más altas producto del corrimiento de los fondos".

Sabina Ozomek, Gerente general de Garantizar SGR, brindó una explicación complementaria: "La demanda de cheques está más pausada en lo que va del cuarto trimestre por la normativa del BCRA que estableció que los montos que los bancos debían destinar a la línea productiva pueden canalizarse a través del descuento de cheques. De esta manera, la gran mayoría de los cheques que se canalizaban en el mercado, ahora se volcó a bancos".

La reglamentación a la que se refirió Ozomek empezó a regir el 1º de noviembre e implica que las entidades bancarias podrán usar el total de su cupo de créditos dirigidos de este semestre (15,5% de sus depósitos) para descuento de cheques. A partir del próximo año, el cupo se incrementará hasta el 18%.

Para Carlos Carpanelli, del equipo de negocios institucionales y corporativos de Allaria Ledesma, la nueva situación no resulta determinante: "La participación de los bancos en el descuento de cheques hizo bajar muy poquito la tasa: pasó de estar alrededor del 27% al 24 o 25%. Habría un mayor impacto si las Pymes empezaran a volcarse al banco pero, generalmente, las Pymes llegan a descontar cheques en el mercado de capitales cuando ya superaron el cupo de descuento que le da su banco".

Algo similar había sucedido en enero, cuando la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) convirtió en optativa la hasta entonces inversión obligatoria en economía real que debían hacer las aseguradoras, conocida como "inversión inciso k". Esto frenó la demanda de cheques de pago diferido y disparó la tasa, lo que encareció el financiamiento de las Pymes. Ante esa consecuencia, la SSN tuvo que dar un paso atrás y obligó a las aseguradoras a invertir un mínimo del 3% y un máximo del 20% de su cartera (excluidos inmuebles) en cuotapartes de Fondos Comunes de Inversión Pyme. Así, la tasa de los cheques volvió a converger a la baja y la demanda aumentó en el segundo y tercer trimestre del año.