Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por las lluvias en el litoral, las pérdidas en la producción de soja ya son de más de $ 5 millones

En los últimos meses provocaron que en Entre Ríos se haya deteriorado el 35 por ciento de la superficie cultivada. Los productores realizaron una inversión en la siembra de $ 7.000 millones.

Por las lluvias en el litoral, las pérdidas en la producción de soja ya son de más de $ 5 millones

Las inclemencias climáticas que azotaron al litoral argentino en los últimos meses provocaron que en Entre Ríos se haya trillado el 35 por ciento de la superficie cultivada con soja de primera y el 20% con soja de segunda, con una pérdida mínima de más de $5.065.000, informó la Bolsa de Cereales.

A través de su Sistema de Información agrícola (Siber), el organismo entrerriano destacó que en una temporada normal, para esta altura del año la cosecha de soja de primera estaría muy próxima a finalizar, y la de soja de segunda se posicionaría alrededor del 50 por ciento.

En tanto, comunicó que en la campaña 2015/16 los productores entrerrianos realizaron una inversión en la siembra de soja de $7.958.041.000 en una superficie sembrada de 1.345.400 hectáreas (2 por ciento menos que en el ciclo 2014/15).

En ese sentido, resaltó que se cosecharán 1.101.985 hectáreas, y se espera una producción total ajustada por el factor de calidad de 826.489 toneladas, por lo que se generaría una pérdida de 5.065.329.500 de pesos, “sin considerar la pérdida de cosecha”.

Colaboradores de la Bolsa de Cereales entrerriana “reportan las dificultades que se presentan para el tránsito de la maquinaria debido al deterioro sufrido en los caminos, lo cual ha obligado a continuar con las labores solamente en lotes de fácil acceso”, explicaron en un comunicado.

Asimismo, comentaron que algunos productores “han optado por cosechar los lotes que presentan mejor aspecto, los que no han sufrido un impacto tan severo en la calidad de la semilla, postergando los más afectados”.

Respecto del trigo, aseguraron que en el ciclo 2015/16 se demoró un poco más el inicio de la trilla, para “evitar el huellado y el gasto extra” que ello implica, y actualmente “se están analizando muestras para determinar el nivel de daño” en la siembra.

Por otra parte, informaron desde el organismo que la zafra arrocera finalizó, quedando “escasos lotes por ser cosechados”.