Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por las Lebac, se frenó el crecimiento del volumen de negocios en bonos

Fue por la baja de tasas y la exclusión de los inversores extranjeros. En julio se registró la primera caída en el monto operado. Así y todo, supera en un 124% al de julio 2015

Por las Lebac, se frenó el crecimiento del volumen de negocios en bonos

Durante todo el año, mes a mes, el volumen operado en renta fija mostró un incremento constante de la mano del interés de los inversores por las letras que subasta el Banco Central (BCRA). Pero en julio se quebró la tendencia. El freno coincide con la rebaja primero y el mantenimiento de la tasa después, que determinó el Central durante el mes pasado y con los cambios en la modalidad de suscripción que dejaron afuera al inversor extranjero.

Bajo la presidencia de Federico Sturzenegger, el BCRA mantuvo una política de tasas de interés altas cada vez que la inflación o el dólar se volvían una amenaza para la economía. En dos oportunidades el organismo elevó la tasa de referencia, la de 35 días, al máximo de 38%, pero fue la segunda vez que las mantuvo en este nivel por ocho semanas consecutivas. Fue entonces que las Lebac se convirtieron en la mayor atracción del mercado.
Por eso es que el volumen de renta fija que se negocia en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) -donde las letras representan al menos el 70% del monto- batió récord un mes tras otro.

En junio el monto promedio llegó a superar los u$s 1300 millones, es decir, que se operó un 156% más que en el mismo mes de 2015. Para comprender el significativo aumento que se vivió este año en este segmento cabe destacar que si bien en julio la cifra promedio cayó a u$s 1100 millones, el volumen representa un 124% más que el del mismo mes del año pasado.

El gerente de Invertir Online.com, Alejandro Bianchi, confirmó la tendencia bajista de la demanda de letras: "Durante las semanas en que la tasa estuvo en 30,25% nuestro volumen de suscripciones de Lebac se estabilizó, e incluso bajó un poco (-1.4%). Pero, claramente detuvo su incremento, un ritmo del 30% mensual, al que veníamos creciendo meses anteriores".

Por su parte, fuentes de un banco de primera línea indicaron que los motivos de la baja en la operatoria tuvo que ver especialmente con que "Economía decidiera cambiar la modalidad de suscripción en la letras para que estas fueran sólo internas (no Eurocleables)", con lo cual, los inversores extranjeros no pudieron participar más de las licitaciones.

"Solamente quedó el stock de externas, que la mayoría están en vencimientos desde noviembre a enero de 2017, pero el spread entre internas y externas (350/400bps) provoca que las tasas no sean tan atractivas para los extranjeros", dijo un experto que pidió no ser citado.

A su vez, la misma fuente resaltó además "lo poco atractivo que resulta hoy el tipo de cambio‘, debido a la baja por el ingreso de dólares más el aumento de exportaciones y la poca expectativa de que sufra una devaluación importante de acá a fin de año". "Por último, con el proceso de bajas de tasas, ya algunos bancos cotizan debajo de 30% por préstamos a largo plazo y así aumentaron algo los créditos, lo cual hizo que las entidades bajaran algo los índices de liquidez y tengan posiciones más chicas de letras", agregó.

Por su parte, el economista de Inversor Global Nery Persichini señaló que la baja de tasas de interés de las Lebac no fue convalidada con una desaceleración de la inflación y que por el contrario, el nivel de precios tuvo un rebrote alimentado por el ajuste de tarifas.

El especialista indicó que este panorama, sumado a la prohibición del BCRA de transferir Lebac a Euroclear, obligó a los grandes inversores a buscar rendimientos en pesos a través de los bonos CER. "Es decir, cambiaron el eje de los retornos reales: pasaron de una ganancia ex ante (tasa Lebac menos inflación esperada) a una rentabilidad ex post (inflación efectiva más un spread). Esto explica la fenomenal compresión de spreads que vimos en la curva CER", añadió Persichini.

Después de tres subastas sin que se modificara la tasa de interés, el martes pasado el BCRA hizo que retomara la senda bajista. De hecho, la llevó a un nivel mínimo en la era Sturzenegger, a 30%, un umbral que según los expertos será difícil de quebrar en lo inmediato.

"La baja era esperada para esta semana o la próxima. El escenario se mantiene inalterado esperando una inflación núcleo por debajo del 2% a partir de agosto. Veremos en los próximos meses hasta qué nivel llega la tendencia descendente", comentó el director del Estudio ALPHA, Hernán del Villar.