Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por la suba del déficit, estiman que el balance del BCRA sufrirá en 2017

En la medida en que el Gobierno recurra a la emisión de deuda para cubrir las cuentas, obligará al Central a emitir pesos y neutralizarlos vía más Lebac. El déficit de la entidad llegaría al 2,4% del PBI desde 1,9% este año. En 2016, además de los $ 160.000 millones que emitió para que el Tesoro financie su déficit, sumó otros $ 123.000 millones para comprarle los dólares que se consiguen con deuda en el exterior

El resultado fiscal negativo se incrementó en torno al 180% en octubre pasado, tanto gasto primario como financiero, e hizo prever que para cerrar las cuentas en 2017 el Gobierno necesitará de deuda, luego transformada en pesos con emisión del Banco Central (BCRA). Según analistas, esto indica que la entidad conducida por Federico Sturzenegger deberá pagar con su propio incremento del déficit ("déficit cuasifiscal") el año próximo. Estiman que llegaría hasta el 2,4% del PBI.
A pesar de la baja de tasa de Lebac de la semana pasada, el BCRA no sólo no tuvo que inyectar pesos en el mercado sino que además esterilizó cerca de $ 27.000 millones, parte durante la licitación de letras y parte con intervenciones en el mercado secundario de esos mismos papeles.
La señal, bien recibida porque evitó que esos pesos quedaran en la calle y presionaran al alza a los precios, tiene una lectura distinta a la habitual en un régimen de metas de inflación en el que, como se encarga de evangelizar el BCRA, el dinero es endógeno. Esto quiere decir que dado un nivel de tasa, el sistema colocará pesos en Lebac o los volcará a la calle de acuerdo a la demanda de dinero. El aumento en el stock de letras, aún con baja de tasas, supondría entonces que la demanda de dinero es menor.
Por lo menos así lo ve Economía & Regiones en su último informe: "El BCRA está bajando la tasa de interés al mismo tiempo que deja la cantidad de dinero constante en términos nominales (esta semana absorbió $27.000 millones cuando la semana pasada había cancelado en efectivo $27.000 millones).En otras palabras, el BCRA está bajando la tasa de interés y reduciendo la oferta monetaria en términos reales, lo cual muestra que la demanda de dinero está volviendo a caer en la economía argentina", escribió la consultora que maneja Diego Giacomini.
El análisis de la consultora va más allá y señala que la suba del dólar en estas semanas responde en parte a esa caída en la demanda de dinero y que, si no fue mayor, se debió a la oferta de divisas por el blanqueo.
El BCRA utiliza a las Lebac como instrumento para regular la masa monetaria.
Dicho más sencillo, coloca Lebac para sacar del mercado los pesos excedentes, para evitar que esa oferta excesiva impulse a la inflación. Y si hay dinero en exceso -más allá de la herencia-es porque el BCRA emitió $ 160.000 millones para que el Tesoro financie su déficit y, luego, emitió otros $ 123.000 millones más para comprarle también al Tesoro los dólares que se consiguen con deuda en el exterior y que hay que transformar en pesos para financiar otra parte del déficit.
Hasta ahora, la estrategia ha sido mantener a raya la oferta monetaria con tantas Lebac como sean necesarias.
"La base monetaria cayó un 14% en términos reales en lo que va del año, lo cual representa nominalmente una caída del 1,5% del PBI desde los 11,5% que teníamos en diciembre 2015. Sin embargo, desde el piso de mayo (9,2% del PBI) hemos visto una pequeña mejora asociada a la baja de tasas. Por otro lado, la esterilización monetaria por parte de las altas tasas pareciera haber tocado su máximo a principios de noviembre, cuando las letras en circulación alcanzaron un 102% de la base monetaria", escribió Delphos Investment en otro informe.
Si el compromiso de frenar la inflación se mantiene y los números rojos también, entonces, no hay nada que indique que el stock de Lebac se vaya a reducir. Menos si, como dice Economía y Regiones, la demanda de dinero no se reactiva.
Con el gasto público disparándose en octubre, y la meta de déficit fiscal 2016 incumplida, pocos apuestan porque el 4,2% del PBI de déficit pautado para el año próximo se sostenga. Eso es más deuda y, con ella, más Lebac.
"De acuerdo con nuestras estimaciones de colocación de deuda en dólares en el exterior de parte del BCRA y de formación de activos externos de parte del sector privado, así como manteniendo la actual estructura de vencimientos de las Lebac y la emisión de pesos proyectada para financiar al Tesoro, estimamos que el déficit cuasifiscal del BCRA se incrementaría 0.5 puntos porcentuales en términos del PBI pasando de -1.9% (2016) a -2.4% (2017). De esta manera y sumando el déficit fiscal y cuasi fiscal, Argentina presentaría un resultado fiscal negativo entre -11.0% y -12.0% del PBI en 2017", escribió Economía y Regiones.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Alejandro Correa
Alejandro Correa 28/11/2016 02:28:18

increible desastre económico que están generando, cubierto sólo temporalmente por el tremendo stock de lebac y deuda externa, estos muchachos van a estallar el país por los aires