U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Por la guerra comercial esperan un menor crecimiento mundial en 2018 y 2019

Firmas globales de inversión, calificadoras crediticias y el Banco Central inglés reducen sus expectativas de expansión para el año en curso y el que viene.

Por la guerra comercial esperan un menor crecimiento mundial en 2018 y 2019

Por segundo trimestre consecutivo, se pronostica un crecimiento mundial más lento tanto en 2018 como en 2019. Según expertos, gran parte de la desaceleración puede atribuirse al efecto de las guerras comerciales.

“Dos de las economías más orientadas a la exportación del mundo, Europa y Japón, registraron decepcionantes cifras de crecimiento en la primera mitad de este año, con un crecimiento de las exportaciones más suave, una característica notable en medio de la escalada de las guerras comerciales. Si bien la demanda interna se mantiene firme en Europa, no es suficientemente grande como para compensar el bajo rendimiento externo”, afirman desde Schroders.

Por otro lado, sostienen que China se ralentizará. “En China, el crecimiento ha disminuido recientemente y de acuerdo con nuestros monitores de actividad interna, continuará haciéndolo durante el resto del año. Esperamos que este crecimiento más lento traiga una medida de acomodación de políticas, incluida una flexibilización del banco central. Sin embargo, tomará tiempo que los cambios en las políticas se traduzcan en crecimiento”.

Por último, dentro del listado de factores que impactan en el crecimiento mundial, hay quienes sostienen que la guerra comercial genera un efecto negativo en la economía mundial y anticipan que este choque entre Estados Unidos y China sea más profundo y prolongado. Se espera que esto persista más allá de las elecciones de mitad de período de los EE. UU. y desemboque en aranceles más elevados sobre todos los bienes comercializados entre las dos naciones, con China también aplicando barreras no arancelarias a las empresas estadounidenses. Los comentarios recientes de ambos lados sugieren que este será un asunto prolongado. Por este motivo el comercio mundial, los gastos de inversión de capital y, por lo tanto, el crecimiento global en general, sufrirán la incertidumbre creada.

Por su parte, el  Banco Central de Inglaterra mantuvo su tasa de interés de referencia sin cambios en 0.75% hoy, en línea con las expectativas del mercado y en su comunicado sostuvo que  el crecimiento global estuvo por encima de la tendencia pero en riesgo. "Los recientes anuncios de nuevas medidas proteccionistas por parte de Estados Unidos y China, si se implementan, podrían tener un impacto algo más negativo en el crecimiento mundial de lo que se había previsto en el momento del Informe de agosto".

Por último, desde la calificadora de inversión Moody's Investors Service sostuvieron semanas atrás que esperan que la guerra comercial entre  Estados Unidos y China aumente en 2018 y afecten el crecimiento de la economía mundial en el año siguiente. En su ultimo informe Global Macro Outlook destacan que “creemos que las tensiones comerciales de EE.UU. y China tienen más probabilidades de empeorar este año, lo que pesará sobre el crecimiento mundial en 2019. Nuestro caso base supone que la administración de EE. UU seguirá adelante con algunas de sus restricciones a las importaciones”

Además, Moody's sugirió que la implementación de los aranceles de los Estados Unidos sobre las importaciones chinas y las medidas de represalia de Pekín reducirían en hasta un 0,5 por ciento el crecimiento del PIB real de China en 2019.

En el informe de la calificadora destacan que las economías avanzadas crecerán un 2,3% en 2018 y un 2,0% en 2019, mientras que los mercados emergentes del G-20 seguirán siendo los motores de crecimiento, con un 5,1% en 2018 y 2019 ", señaló la agencia.