Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Por la baja de tasas, se frenó en seco el crecimiento de los plazos fijos

La variación promedio en octubre arroja una expansión de apenas $ 327 millones contra el avance de $ 5.800 millones en septiembre y casi $ 11.000 millones en agosto.

Por la baja de tasas, se frenó en seco el crecimiento de los plazos fijos

Los plazos fijos en pesos, que ya habían mostrado una fuerte desaceleración en septiembre, se frenaron por completo en octubre. Según datos del Banco Central (BCRA), la variación promedio (sin estacionalidad) del stock el mes pasado fue de $ 327 millones, cuando en septiembre había avanzado $ 5.800 millones y en agosto casi $ 11.000 millones. En igual mes del 2015, la expansión había sido de $ 8.454 millones.
En la evolución de los depósitos punta a punta del mes, el parate es todavía más dramático: de hecho, el stock muestra un retroceso de $ 3.708 millones, la peor caída del año, seguida por la de febrero, que fue de $ 3.032 millones. El mes anterior, se había registrado un crecimiento de $ 3.770 millones.

"Desde junio que los depósitos mayoristas a plazo fijo están planchados en alrededor de
$ 205.000 millones. Los minoristas, en cambio, siguieron subiendo casi constantemente hasta agosto pero se estancaron en septiembre. Creo que esto debería preocupar al BCRA porque está tratando de fomentar el ahorro en pesos a largo plazo con tasas de interés reales positivas pero los plazos fijos no reaccionan", indicó Martín Polo, de Analytica. Sin embargo, el especialista destacó: "En noviembre, con el ingreso de dólares por el blanqueo, creo que una parte se fue a pesos y luego a plazo fijo, porque los depósitos subieron $ 5.972 millones con sólo los primeros días del mes contabilizados".

Frente al dato negativo de octubre, el BCRA optó por destacar la estabilidad promedio de este tipo de depósitos: "El saldo promedio mensual de los depósitos a plazo fijo en pesos del sector privado se mantuvo estable tanto en el segmento de las colocaciones de menos de $1 millón como en el de las mayoristas. En términos interanuales, su variación se ubicó en 26%, descendiendo 2,6 puntos porcentuales respecto al mes previo", explicó la entidad.

La pregunta, entonces, sería: ¿a dónde fueron esos pesos que salieron de los plazos fijos? Una hipótesis plausible es que los depositantes hayan optado por migrar hacia la Lebac. Así lo señaló el propio BCRA: "La estabilidad de los plazos fijos coexistió con un incremento de las tenencias de Lebac del sector privado no financiero (fondos comunes de inversión, compañías de seguro, empresas y personas físicas), en un período en el que aumentó el spread entre las tasas de interés de los títulos que emite el BCRA y las pagadas por los depósitos a plazo". Es que las tasas pasivas del sistema bancario continuaron descendiendo en octubre, según lo relevado por el BCRA. La BADLAR de bancos privados promedió el 22,1% para los depósitos mayoristas en octubre y acumuló una caída de 1 punto porcentual respecto al mes previo. Algo similar ocurrió con la tasa de interés pagada por las entidades privadas por los depósitos a plazo fijo de hasta $ 100 mil y hasta 35 días de plazo, que acumuló un descenso mensual de 0,8% y promedió el 19,4% en octubre. En el mismo mes, la tasa de referencia de los títulos del BCRA se mantuvo en 26,75%.

Para Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, los inversores minoristas ya se familiarizaron con la Lebac y la eligen por sus mayores rendimientos: "Las Lebac que no están en manos del sector financiero equivalen hoy a poco más 71% del stock de plazos fijos del sector privado. Durante todo este año hubo una sustitución del plazo fijo por la inversión en Lebac. Esa relación era mucho más baja a principio de año: actualmente hay muchos más inversores individuales comprando Lebac, que todavía tienen mejor rendimiento que los plazos fijos". Martín Polo coincidió: "Las tasas de interés para los plazos fijos fueron cayendo respecto a las de Lebac y eso aumentó la brecha. El público ya conoce las Lebac y, cuando ve la diferencia entre las tasas, la aprovecha. Eso genera un desincentivo a invertir en plazo fijo".