Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por la amenaza del Brexit británicos hacen fila para comprar dólares

Con la idea de sacar ventaja frente al aumento de 3% que tuvo la libra esterlina con respecto al dólar y de 2,6% en relación al euro, los ingleses dispararon las ventas de divisas, que el martes fueron cuatro veces más altas que la misma fecha del año pasado. El Brexit podría hundir a la divisa

Por la amenaza del Brexit británicos hacen fila para comprar dólares

Los británicos hicieron ayer largas colas en las casas de cambio londinenses para tomar ventaja del aumento de 3% que tuvo la libra esterlina frente al dólar, ante la incertidumbre del referéndum que definirá si el Reino Unido se va de la Unión Europea.

La libra esterlina también subió un 2,6% con respecto al euro, mientras el mercado sigue de cerca a las encuestas, que se inclinan hacia el voto de permanencia del país dentro de la comunidad europea.

La escena colmada de personas impacientes fuera de las casas de cambio recuerda las colas que se formaron en las sucursales del banco Northern Rock, que fue nacionalizado en 2007 por el gobierno británico para evitar su quiebra, cuando comenzaba a gestarse la crisis de los mercados financieros.

Summaya, una empleada de 31 años que trabaja para un banco minorista, mientras hacía cola para entrar a una casa de cambio en Cannon Street, dijo al Financial Times que iba a cambiar "varios miles de libras esterlinas" por dólares y euros, porque estaba convencido que el clima social estaba virando a favor del Brexit.

"Estoy protegiendo mi dinero. Lo pondré en el colchón hasta el viernes", dijo Summaya, añadiendo que el debate televisado del martes por la noche había contribuido a convencer a sus amigos y colegas a favor del Brexit. "La gente está cambiando sus puntos de vista", agregó.

La casa de cambio Travelex dijo que las órdenes para cambiar divisas subieron el martes un 30% respecto a la semana anterior y que hubo un aumento del 20% de las personas que visitan su sitio en los últimos dos días. "Hoy también hemos visto un aumento en las llamadas a nuestro call-center", dijo al diario británico David Swann, de Travelex.

Según datos de la Oficina de Correos, las ventas de divisas que se llevaron a cabo el martes fueron casi cuatro veces más altas que la misma fecha del año pasado, mientras que las ventas en sucursales fueron casi 49% más altas.

Sin embargo, varios de los que cambiaron dinero lo hicieron para cubrir sus vacaciones. Por ejemplo, Chris Nobbs, de 44 años, dijo al diario británico: "Voy a Alicante en España en un par de semanas, así que sólo estoy tomando mis euros hoy en vez de hacerlo la semana que viene. No tomo más de lo que necesito para mis vacaciones, pero quién sabe, tal vez esto me va a ganar unas tazas de café extra".

Varios economistas predicen que una salida Unión Europea daría lugar a una caída dramática en la libra esterlina cuando los mercados abran el viernes, mientras que la permanencia debería disparar una fuerte suba de la moneda. Sin embargo, varios analistas dijeron que la recuperación de la divisa esta semana probablemente limite el alcance de la suba que podría alcanzar si no hay "Brexit".

El multimillonario George Soros, recordado por la histórica hazaña financiera por la que recaudó en 1992 unos u$s 1000 millones en apenas 24 horas tras doblegar al banco de Inglaterra y tumbar la cotización de la libra esterlina, dijo que la salida del Reino Unido haría mucho más daño a la moneda que aquél miércoles negro en el que el empresario precipitó la devaluación de la moneda.

"En caso que el voto sea a favor del Brexit, la devaluación será mucho mayor y más disruptiva que la caída del 15% que tuvo la moneda británica en septiembre de 1992, cuando tuve la suerte de generar una ganancia sustancial a mis inversores de fondos de cobertura, a expensas del Banco de Inglaterra y el gobierno británico", escribió el multimillonario a principios de la semana, en una columna de opinión en el diario The Guardian.

"Mis 60 años de experiencia me dice que la libra esterlina se desplomará, junto con sus condiciones de vida. Los únicos ganadores serán los especuladores", remarcó.

Lo cierto es que todos los segmentos del mercado de divisas se enfrentan a unas horas tumultuosas. Los operadores cambiarios fueron advertidos por los operadores de transferencia de dinero que podrían ver restricciones a las transacciones que se efectúen hoy y el viernes debido a los vaivenes del mercado.