Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por el crudo, los emergentes tuvieron el peor arranque del año de su historia

El barril de petróleo no encuentra piso, tocó mínimos de 13 años al quedar a u$s 26,55. Esta tendencia hizo que las bolsas se hundieran hasta 4,8%. El Merval cayó 4,1%

Frente a la imposibilidad de anticipar cuál será el precio mínimo que tocará el crudo, el mercado se hunde, arrastrando al resto de los activos del mundo. Así fue como un nuevo desplome hasta niveles de 2003, hizo que las bolsas del mundo perdieran un máximo de 4,8%. No solo eso, el derrumbe de 25% en los 20 días que lleva 20016 hizo que el el Índice de emergentes MSCI cediera un 13%, unos u$s 2 billones, el peor inicio de año desde que existen los datos, en 1988. La caída supera el declive de 7,9% en el mismo periodo de 1998, durante la crisis financiera asiática, y la caída en 2009, cuando estalló la crisis financiera mundial por las hipotecas subprime.


Al respecto, el analista de Inversor Global Nery Persichini comentó que "la situación de los emergentes ya lleva un tiempo", sin embargo aseguró: "Lo que impresiona es la violencia con la que explotó la burbuja de los commodities".


El WTI de Texas sucumbió a u$s 26,55, el Brent europeo cayó a u$s 27,88, mientras que el barril de la OPEP cotizó a u$s 23,85. En sintonía, las bolsas de Europa cayeron entre 2,6% y 4,8%, la primera correspondió a la alemana y la segunda a la italiana. En Wall Street, el Dow Jones bajó 1,6%, y en la región, el Merval fue el más perjudicado: se hundió 4,1%.


Parecería que el mercado del oro negro no conoce otro rumbo que el bajista, producto de una sobreoferta de varios meses. Al menos, de esta manera lo entienden los inversores. Sobran temores de que el exceso de oferta se continúe agravando ante la desaceleración económica de China y el regreso al mercado de Irán.


Fueron las previsiones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sobre un avance más lento que lo esperado de la demanda de crudo las que reavivaron el temor a que el exceso de barriles siga sin encontrar compradores.


Además de la AIE, la mayoría de los expertos coinciden en que no hay signos de que a corto plazo se vaya a revertir la caída que comenzó en junio de 2014, a pesar de que los bajos precios golpearon a la industria, hicieron que se hayan recortado inversiones y empleos.


Sin poder ir a contramano del un contexto internacional tan pesado, las acciones de YPF, Petrobras Brasil y Tenaris que cotizan en la plaza porteña descendieron 3,8%, 3,5% y 1,5%, respectivamente. Sin embargo no fueron las bajas más importantes del día. Sorpresivamente fue el sector financiero el que mostró retrocesos de hasta 7%.


"Si bien habíamos visto bajas en varios sector, los bancos venían bien, se mantenían firmes. El hecho de que ayer se hundieran, da para pensar que la situación es más profunda de lo que creíamos", opinó Persichini.
No obstante, entre los ADRs, fueron los papeles de YPF los que más perdieron, un 6,4% contra el 4,8% de Macro, el 4,5% de Francés y el 2,6% de Galicia.


Por otro lado, ayer se conoció que la inflación en Estados Unidos cerró 2015 en el 0,7%, el segundo nivel más bajo en los últimos 50 años, un valor que todavía está lejos de la meta del 2% fijada por la Reserva Federal (Fed).


Tal como destacó Sabrina Corujo, analista de Portfolio Personal, esta "es una buena noticia para el mercado", dado que convalida aún más la caída de las expectativas de cuatro subas de tasas a tres, incluso menos si el contexto actual prevalece. Un alza en las tasas hace que el mercado de renta variable pierda atractivo ante inversiones más seguras, como los bonos.