Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Por el Brexit, S&P y Fitch yale recortaron la calificación crediticia a Gran Bretaña

Por el Brexit, S&P y Fitch yale recortaron la calificación crediticia a Gran Bretaña

Las agencias Standard & Poor’s (S&P) y Fitch Ratings le rebajaron ayer la nota crediticia a Gran Bretaña, debido a la decisión de salir de la Unión Europea (UE) expresada en el referéndum del jueves pasado.

La jornada tampoco fue buena para la libra esterlina y los bancos. La moneda británica se hundió hasta su valor mínimo en 31 años, mientras que las acciones de los bancos europeos sufrieron la peor caída en dos jornadas de su historia.

S&P no solo recortó la máxima calificación crediticia, sino que adelantó que las perspectivas son negativas y advirtió sobre el peligro de una desintegración del Reino Unido. Así, la nota del país cayó dos categorías, desde el escalón más alto "AAA" hasta "AA".

Por su parte, Fitch bajó la calificación y alertó sobre futuros recortes adicionales. La agencia rebajó la nota soberana de Reino Unido a "AA" desde "AA+", con una perspectiva negativa.

"En nuestra opinión, este resultado (del referéndum) es un evento fundamental que llevará a un marco político menos predecible, estable y efectivo en el Reino Unido", afirmó S&P en un comunicado, al mismo tiempo que agregó que veía un mayor riesgo de que Escocia se separe del Reino Unido si se lleva adelante un segundo referéndum en torno a la independencia escocesa.

Por su parte, Moody’s dijo el viernes que las perspectivas para su valoración bajaron de "estables" a "negativas", aunque por el momento mantuvo el rating "AA1", es decir, una escala antes de la nota máxima.

Tanto Fitch como Moody’s le habían quitado la nota "AAA" mucho antes de que la campaña por el referendo comenzara.

Por su parte, la libra esterlina cayó ayer a mínimos de 31 años frente al dólar, golpeada por la ansiedad en torno a la decisión del jueves pasado. La moneda británica llegó a negociarse a 1,3151 por dólar, su nivel más bajo desde mediados de 1985 y acumula una caída de 11,5% respecto al cierre del día del referendo. A su vez, los analistas prevén una mayor presión bajista.

En tanto, pese a las peticiones de calma del ministro de Finanzas británico, George Osborne, las acciones de los bancos europeos tuvieron su peor caída para dos sesiones en la historia, mientras que las acciones mundiales, medidas por el índice MSCI, se encaminaban a su mayor baja en dos jornadas desde los días de la crisis tras el colapso del banco Lehman Brothers a fines de 2008.

Las acciones de Barclays, Lloyds Banking Group y Royal Bank of Scotland (RBS) se encontraban entre los papeles más golpeados, con caídas del 15%, 8% y 16%, respectivamente. En lo que va del año, las acciones de Barclays caen un 42% y las de RBS un 48%.