Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por dólar débil y alza de commodities, bolsas de la región ganan hasta 38,5%

Los índices latinos habían arrancaron mal el año pero repuntaron desde febrero. Los de Wall Street mantienen signos positivos, en cambio los de Europa y Asia están en rojo

Aliviadas por la depreciación del dólar y por la recuperación del petróleo -factores determinantes para las commodities en general-, las bolsas latinoamericanas acumulan alzas de hasta casi 40% en lo que va del año, mientras sus pares estadounidenses, europeas y asiáticas luchan por no caer en terreno negativo, o simplemente abandonarlo.
El índice peruano gana 38,5%, seguido por el brasileño, que crece 19,5%; el colombiano, que suma 17,6% y el argentino, que avanza 13,1%, pero esto se debe a que el dólar se deprecia 4,3% frente al euro y a que el valor del barril de crudo, tanto el Brent como el WTI, se dispara 30% en el mismo lapso. Por su parte, el Dow Jones y el S&P500 se mantiene a flote con lo justo: acumulan 1,6% y 1,1%, cada uno. En cambio, los índices europeos FTSE100 y EuroStoxx ceden 1,5% y 9,7%, respectivamente. A su vez, el Nikkei pierde 13,5%.
"Además de la debilidad del dólar, la suba del petróleo anima al resto de las commodities. Es un referente, así como Wall Street lo es de las bolsas del mundo", resaltó el operador de Mayoral Rubén Pasquali. Sucede que las bolsas latinoamericanas tiene un gran componente de commodities es sus índices; por ejemplo, el petróleo pesa mucho en el Merval y en el Bovespa, y el cobre tiene influencia en la de Santiago.
No obstante el arranque del año no fue bueno, ni para las bolsas ni para las commodities en general, porque en enero todavía sufrían las consecuencias de la suba de tasas que la Reserva Federal (Fed) hizo a fin de 2015, el primer incremento en casi una década. El cambio de tendencia se dio en febrero, cuando la Fed moderó sus planes de expansión monetaria debido a que la economía estadounidense todavía no daba señales claras para convalidar nuevas alzas, en medio de un contexto externo turbulento, de la mano de la desaceleración de China.
De hecho, el último informe de Broda subrayó el salto de las commodities desde mediados de febrero. Allí se destacaron las alzas de hasta 71% del crudo, de 47% del hierro y de 18% de la soja. Otro dato que se desprendió del estudio fue que el tipo de cambio multilateral nominal del dólar cayó 7% desde fines de enero.
De todas formas, es difícil que la tendencia alcista de las bolsas latinoamericanas se mantenga en el corto plazo. Tal como indicó Pasquali, en junio el mercado debe enfrentar varios desafíos. "Tengo dudas sobre lo que viene. Creo que le va a costar al mercado. En junio hay algunos fantasmas. Habrá que ver si la Fed sube la tasa, aunque creo que no la tocaría, pero también está pendiente el Brexit. Además, hay que ver cómo sigue el petróleo", dijo el operador de Mayoral. Por si fuera poco, en el ámbito local, el Merval deberá procesar las ventas que tiene programa hacer la Anses.
En cuanto a la rueda de ayer, Wall Street se benefició del alza del crudo y de las compras estratégicas de Apple. Al respecto, Gustavo Ber, de Estudio Ber, comentó que más allá del repunte de ayer, Wall Street sigue encerrado en un clima de idas y vueltas que se caracteriza "por un aburrido trading lateral", dado que los inversores esperan más señales de la macro, principalmente de la Fed. Tanto el Dow Jones como el S&P500 subieron 1%.
A nivel local se vio una correlación de las acciones con el clima externo, también gracias al salto del crudo, que potenció un avance de 2,8% de Petrobras Brasil.