Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Por altas tasas, se derrumbó a la mitad la emisión de deuda corporativa

Por altas tasas, se derrumbó a la mitad la emisión de deuda corporativa

Las altas tasas de interés que paga el Banco Central (BCRA) en sus letras impone un piso de rendimiento que desincentiva la emisión de bonos corporativos.

Según datos del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), la emisión de obligaciones negociables (ON) en la plaza local cayó a la mitad el primer trimestre de este año respecto del mismo período del año pasado, desde u$s 990 millones a u$s 497 millones.

"Con este nivel de tasa, el mercado está centrado en las Lebac. Todos los inversores están concentrados en la tasa corta. Y prácticamente no hay emisiones de deuda corporativa o se demoran. Bajó mucho la cantidad de negocios", dijo un colocador.

El presidente del BCRA ya advirtió que las tasas seguirán altas (38% a 35 días) hasta que haya signos evidentes de menor inflación.

"Se emiten muchos fideicomisos financieros y algunas ON. Menos que el año pasado, pero era de esperar, porque están saliendo a tasas muy altas", dijo otro colocador. "Comparado con el año pasado, a estos costos, con la Badlar y los spreads tan altos, es lógico que no cierre emitir en el mercado de capitales", agregó.

Este año las ON se emiten a tasa variable, principalmente Badlar más un spread entre 4,5 y 6,5%. Y ya no se emiten dollar-linked, ya que en el mercado secundario cobran un 14% más la tasa de devaluación, ni las estructuras mixtas que estaban atadas a la salida del cepo cambiario.

Lo que más se emite son fideicomisos, tanto de consumo como financieros. En el primer trimestre del año, se han emitido 53 fideicomisos financieros y 35 ON, según recopiló Balanz Capital. Se trata de una rueda de financiamiento que no dejó de girar pese a las altas tasas, en parte, porque estructuran préstamos al consumo, con tasas que parten del 60% y pueden absorber emisiones que llegan a cortar al 45%.

"Emite una menor cantidad de empresas. Pero tampoco hay tanta plata, porque se la lleva toda las Lebac, el soberano y las provincias. Queda poca plata para los corporativos, y muy cara", agregó el segundo colocador.
Según sus cálculos, el 74% de la deuda colocada en lo que va del año ($ 54,16 mil millones) fue captada por el Tesoro ($ 27,4 mil millones) y las provincias ($ 12,9 mil millones).

La expectativa es que bajen las tasas a fines de mayo y principios de junio próximo. Y que el cuarto trimestre comience a repuntar el nivel de actividad, y por lo tanto las emisiones.

Para ese escenario, los colocadores están ideando una forma de emitir deuda corporativa que garantice un piso de tasa para los inversores.

"Estamos empezando a ver emisiones con mínimos de tasa. Si salís a tasa variable, y la Badlar baja, te asegura un mínimo. Hoy las emisiones son a Badlar más 600/650 puntos básicos. Con una Badlar de 29,5%, da 35,5% a 18 meses. Hoy el inversor te lo compara a 38% a 35 días. Un producto que puede llegar a ser interesante para ofrecer es que si en los primeros tres meses la tasa baja, te aseguro un piso de 32%", dijo un tercer colocador, en base a la expectativa de que el exceso de oferta de divisas por el ingreso de las exportaciones agropecuarias lleve a una baja de tasas de interés entre mayo y julio próximo.

Luego, hay varias empresas pensando emitir en dólares en el exterior, pero se estima que esperarán hasta septiembre, luego de que las emisiones del soberano y las provincias marquen el piso de tasa para las empresas.