Petróleo regalado: ¿qué significa que los precios hayan caído a terreno negativo?

El valor del barril de WTI a mayo, cuyo contrato expira mañana, quedó por debajo de u$s 0 por primera vez en la historia. Qué implica y por qué no provocó mayores pérdidas en los mercados financieros internacionales. 

Un vencimiento en las próximas horas, diferencias de los contratos, sobre-oferta y altos costos y baja capacidad de almacenamiento. Estas son, a grandes rasgos, las razones que explican el histórico derrumbe de los precios de los futuros del barril de petróleo West Texas Intermediate (WTI) al mes de mayo. Dichos valores se hundieron este lunes más de un 200% hasta alcanzar los u$s -40 por unidad, lo que significa que hoy hay inversores dispuestos a pagar para deshacerse de los barriles que recibirán desde la semana próxima.

La curiosa e histórica situación tiene una primera explicación en la parálisis económica que provocó el coronavirus, lo que provocó una significativa caída en la demanda. Y pese a que los países miembros de la OPEP+ acordaron la semana última una reducción en los niveles de producción, la oferta continúa provocando desbordes y situaciones como las vistas hoy.

“Es una situación histórica, y tiene que ver con las características del contrato de futuros de WTI. Lo que está en negativo es el contrato más corto, el de mayo, que vence mañana. No pasa lo mismo ni con los contratos más largos de WTI ni con el Brent. Y lo que está ocurriendo con el contrato del WTI es un contrato de futuro que tiene entrega física. Esa es la diferencia con el Brent, que tiene compensación financiera de la ganancia o de las pérdidas , explica Martín Vauthier, director de Eco Go.

Es que, según aclara el economista, a partir de la semana próxima y durante el mes entrante, aquellos que compraron los futuros de mayo comenzarían a recibir los barriles. Sin embargo, esa situación choca no solo contra su capacidad de almacenarlos. También lo hace contra sus altos costos.

“Ese costo de almacenamiento es lo que genera que puedas tener un precio negativo del petróleo. Es decir, inversores que estaban comprados y hoy están dispuestos a pagar para entregar el petróleo , indicó Vauthier.  Y sumó: “El petróleo no es un producto que simplemente pueda tirarse, por cuestiones ambientales y regulatorias .

El histórico desplome del precio de futuros de WTI a mayo, sin embargo, no arrastró en igual proporción a los mercados financieros internacionales. Si bien las principales bolsas del mundo caían este lunes, no marcaban pérdidas mayores a otras vistas en las últimas semanas, en las que la alta volatilidad y la incertidumbre permanecieron constantes.  

Diego Martínez Burzaco, economista de Inversor Global, explica que ello se debe a que “el contrato de futuros de WTI a junio, que es el que se tomaría como referencia, cayó 15% y vale u$s 21 . En ese sentido, analizó: “No llevó a más caídas porque son precios que ya había tocado en semanas anteriores. Pero en la medida en que esto siga así va a generar que muchas empresas del sector entren en quiebra y ahí sí va a generar un problema de pánico en cadena. Es una cuestión a monitorear, y lógicamente puede tener repercusiones muy negativas .

Al respecto, Santiago Abdala, director de Porfolio Personal Inversiones (PPI), indicó que lo ocurrido con el precio del petróleo durante la jornada de hoy se debió a la combinación de dos factores. Al "colpaso de la demanda"  sumó que "los productores no lograron cortar su producción al mismo ritmo que cayó la demanda" provocando una suerte de "cuello de botella" para el mes entrante. 

Y consultado respecto a si la caída de los precios observada hoy podría significar una oportunidad de compra, indicó: "Depende mucho de la compañía y del sector. Dentro de lo que es el sector petrolero, si el inversor tiene espalda yo le recomendaría que no venda. Creo que el precio del petróleo va a recuperarse una vez que la pandemia sea superada. En energía, creo que es un momento para estar posicionado en las empresas más grandes, las consolidades. Mientras que en lo que respecta al sector de aviación o aeroespacial, yo no lo recomiendo. Al igual que el sector de energías renovables, son sectores que dependen mucho de los subsidios y de la política", detalló.  

Tags relacionados