LA MONEDA ESTADOUNIDENSE AVANZÓ TRECE CENTAVOS Y FINALIZÓ EN LOS $ 13,15

Pese a que el rebote del blue fue leve, la brecha volvió a superar el 50%

La diferencia entre el dólar formal e informal quedó casi en el 51%. No obstante, en la City porteña consideran que en el corto plazo la tendencia del blue seguirá siendo bajista

Después de haber perforado los $ 13 y tocar un piso de $ 12,85 la semana pasada, el dólar blue rebotó en las últimas tres ruedas, una recuperación que llevó a la brecha nuevamente por encima del 50%.
Ayer la moneda estadounidense subió trece centavos en el mercado marginal: cerró en $ 13,15. Y dado que en terreno oficial el dólar de las pizarras quedó en $ 8,72, la diferencia entre ambos segmentos terminó en 50,8%. Cabe recordar que el jueves pasado la brecha había tocado un mínimo de 47,5%.
Sin embargo, para los analistas y operadores la tendencia del blue sigue siendo a la baja, porque los canales oficiales aún con la vigencia del cepo cambiario abastece a parte de la demanda. Es decir que la AFIP (vía el dólar ahorro) y el Banco Central (BCRA) siguen respondiendo los pedidos de ahorristas e importadores, respectivamente, que a su vez, en parte, lo vuelcan en el mercado paralelo.
"No sé quien estará comprándole a las cuevas a esta altura del mes", dijo un operador de una mesa de dinero.
Lo mismo aseguró el presidente de una casa de cambios: "La suba no tiene que ver con ninguna novedad o cambio de fondo, sino que está estrictamente ligado al mercado, fue una orden puntual la que provocó el alza".
Así es como, al menos hasta principio de marzo cuando los ahorristas tengan los sueldos depositados, no creen que pueda haber un cambio de tendencia. En ese momento, será clave una vez más, la actitud que tomen la AFIP y el Central ante la demanda de divisas.
Por otro lado, si bien el dólar convertibilidad vale más de $14, los especialistas se aferran a que esta referencia no modificará el rumbo. De hecho las demás versiones del dólar, el contado con liquidación y el Mep, cayeron ayer. El primero cedió 0,6% y se ubicó en $ 11,90, mientras que el segundo perdió 0,8% y terminó en $ 12.
En cuanto al mercado formal, la última rueda fue muy pobre, y "muy aburrida", según los aperadores. En una jornada en la que se operaron u$s 167 millones, el BCRA vendió u$s 10 millones y el dólar mayorista avanzó dos milésimas, hasta quedar en $ 8,702.
"Se sigue autorizando importación a cuenta gotas. Si es menor de u$s 150 millones sale sin problemas, pero si pedimos u$s 500 millones el Central te entrega u$s 250 millones. Lo que está en calendario lo aprueba, pero si surge algún pedido de la galera la respuesta es no", comentaron desde una mesa de dinero.
El volumen de negocios fue de u$s 97 millones en el Siopel y de u$s 70 millones en el MEC. En tanto, en terreno de los futuros se operaron u$s 35 millones en el MAE, allí se pactó un precio de $9,876 para contrato a plazo más largo, fines de agosto de este año.
En cuanto a las reservas, cedieron con respecto al viernes: finalizaron en u$s 31.372 millones. La autoridad monetaria reconoció su participación vendedora y señaló que además de la variación de las divisas y de los títulos externo, se realizaron pagos al sector energético por u$s 20 millones, al sector automotriz por u$s 22 millones, a Organismos Internacionales por u$s 6 millones y un pago por operaciones cursadas a través del sistema SML por u$s 1 millón.
Noticias del día