Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a perforar los u$s 30, el crudo es atractivo sólo a muy largo plazo

La semana arranca con la incertidumbre sobre si el hundimiento del precio del petróleo arrastrará a la baja otra vez a los mercados. El crudo, en sus distintas versiones, perforó la barrera psicológica de los u$s 30 el barril, contra el pronóstico de los analistas que venían, semanas atrás, un piso técnico en u$s 34.

Lo que está afectando el valor del crudo es una disputa geopolítica; la baja no es producto de sus fundamentals. Por eso es que si bien las acciones petroleras pueden parecer atractivas, los analistas consultados prefieren la cautela. Es decir, las consideran oportunidades de compra siempre que el inversor asuma el riesgo y que piense en un muy largo plazo.

El viernes el Merval se desplomó un 6,1%, las caídas de Petrobras Brasil, Tenaris e YPF funcionaron como ancla. Estas acciones, que representan casi el 40% del índice, se derrumbaron 7%,6,7% y 2,6%, en ese orden.

Pero el petróleo condicionó a todo el mercado, no solo a los papeles ligados al sector. El Dow Jones perdió 2,6% y quedó por debajo de los 16.000 puntos, en niveles de un año atrás. A su vez, el S&P500 cayó 2,16%, finalizó en el mismo valor que en agosto de 2014.

"Cada vez pesan más los conflictos geopolíticos. Hay muchos factores que escapan de las pantallas, que se definen en otros terreno y dejan a los inversores sin defensa", expresó el analistas de Inversor Global Nery Persichini.

En sintonía, el economista experto en mercados internacionales Luis Palma Cané señaló: "Al momento de analizar si la evolución del petróleo responde a fundametals o una sobrerreacción o al humor del mercado, está claro que los fundamentals no pueden cambiar de un día para el otro y, por lo tanto, no pueden ser la causa de una caída de 4% como la del viernes".

El Brent, de referencia en Europa, cerró la semana en u$s 28,94, por debajo de u$s 30 el barril por primera vez desde febrero de 2004, mientras que el estadounidense Texas (WTI) terminó en u$s 29,42, su valor más bajo desde noviembre de 2003.

Los precios retrocedieron tras conocerse que la comunidad internacional levantará en los próximos días el veto a las exportaciones de crudo de Irán. Así, la llegada del petróleo iraní a los mercados agravará el exceso de oferta, una oferta convalidada por la OPEP desde mediados de 2014 que provocó, desde ese momento, la tendencia bajista del oro negro. Tal como recordó Palma Cané, anteriormente la OPEP reaccionaba ante los excesos de oferta, ajustaba la producción y se mantenía el precio. Hoy el fin es golpear a Irán y a Rusia. Se estima que cada día se producen en el mundo un millón de barriles de crudo innecesarios, una presión que hundió los precios casi 75% en el último año y medio.

Desde Delphos sostienen que los valores actuales "no son un precio de equilibrio, porque la destrucción de la oferta llevaría a fuertes desabastecimientos en no más de 2 años" y aseguran que "distintos modelos de predicción ubican valor de equilibrio en la zona de entre u$s 45 y u$s 50 el barril".

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar