Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Pese a la crisis de Brasil, muchos ya miran sus bonos con buenos ojos

Los analistas ven muchas cosas que no les gustan en Brasil en este momento, sin embargo los inversores en bonos encuentran muchas cosas de interés.
Los inversores en deuda gozan de retornos importantes por haber asumido riesgo sobre el país a fin del año pasado, y algunas firmas de inversión pronostican que las ganancias seguirán llegando. Los bonos del gobierno brasileño aumentaron 1,4% en lo que va del mes y 4,9% en el año, de acuerdo con los datos de Bank of America Merrill Lynch.
Incluso los bonos de grado especulativo de compañías brasileñas registraron retornos positivos, mientras que la deuda de similar calificación cayó en los Estados Unidos. Esto contrasta claramente con algunos mensajes lúgubres de los analistas. Moody‘s rebajó dos escalones la nota del país, hasta basura, el miércoles. Los economistas de Goldman Sachs bajo la dirección de Alberto Ramos dijeron, también el miércoles, que Brasil no parece muy prometedor a corto plazo. Asimismo, Fitch expresó la misma opinión, ya que el analista de empresas latinoamericanas Joe Bormann declaró: "El panorama futuro se presenta sombrío".
Brasil decididamente enfrenta algunos problemas graves, tanto en lo económico como en lo político, pero la moneda y los bonos del país ya se han visto tan castigados que es difícil imaginar que puedan caer mucho más. Esa es la lógica de inversores como Michael Hasenstaab, gerente de Franklin Templeton conocido por ir contra la corriente, que se volcaron con fuerza a Brasil a fin del año pasado mientras que todos los demás se iban, según un artículo de Bloomberg.
Los precios cayeron tanto que Brasil está evaluando recomprar algunos de sus bonos extranjeros, declaró el secretario del Tesoro Otavio Ladeira en una entrevista.
"Brasil es una de las pocas situaciones difíciles y especiales de los mercados emergentes que están en crisis pero parecen tener un camino claro para salir en el mediano plazo", escribió Hasenstaab en el sitio web de Franklin. En 2015, la moneda de Brasil cayó 33% frente al dólar. En tanto, el rendimiento promedio de los bonos del gobierno brasileño subió el año pasado a 16,7%, más de 15 puntos porcentuales por arriba del rendimiento promedio del gobierno estadounidense en el momento en que esta prima era la más alta entre datos que se remontan a 2006. Ahora, algunos inversores valientes están volviendo. Es cierto que Brasil está inmerso en graves problemas, pero los inversores en bonos ya habían tomado en cuenta gran parte de las malas noticias en el último año. Ahora, algunos de ellos están empezando a ver el lado positivo nuevamente.

Más notas de tu interés

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar