Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a la baja de tasas las Lebac aún son el 80% del mercado de bonos

Las letras siempre representaron gran parte de lo negociado en bonos; pero pasaron de acaparar el 61% en enero para copar el 83% del mercado en junio, gracias al atractivo de las tasas. En julio ese porcentaje retrocedió al 80% y en la City esperan que la tendencia continúe

Pese a la baja de tasas las Lebac aún son el 80% del mercado de bonos

Con tasas cercanas al 40% anual, las Lebac se convirtieron en la instrumento fetiche del mercado local. Desde los inversores más conservadores hasta los más sofisticados se volcaron hacia las letras que subasta todo los martes el Banco Central (BCRA). Tradicionalmente las Lebac siempre representaron una gran mayoría de lo operado en renta fija, sin embargo, a lo largo del año se pudo percibir cómo variaba ese porcentaje en relación a lo que pagaba el banco a cargo de Federico Sturzenegger por sus letras.
Así, según datos del Mercado Abierto Electrónico (MAE), mientras que en enero de este año el monto negociado en Lebac era el 61% del total de los títulos públicos, en mayo, tras ocho semanas de tasas al 38%, el importe creció al 80%. El incremento fue paulatino pero constante, y en junio se registró un pico de 83%, para luego en julio concretar un recorte a 80%.
La tendencia bajista de la tasa ya había comenzado hacía algunos meses, pero a principios de agosto el BCRA la llevó a su nivel mínimo en la era Sturzenegger, al 30%, por lo que es probable que, como la tasa ya está en 29,25%, la merma de la demanda continúe.
De hecho, aunque todavía no está disponibles el desglose por títulos, en el volumen total operado en renta fija se ve una caída. Mientras que el promedio mensual máximo del año rondó los u$s 1400 millones, en lo que va de de agosto el importe medio negociado es de u$s 1100 millones.
El desinterés se percibe claramente en Invertir Online.com. El gerente de la compañía, Alejandro Bianchi, comentó al respecto: "En retail nosotros venimos viendo una fuerte caída en la demanda de las Lebac a medida que el Central bajaba la tasa. Ahora, este mes, y en especial en la última licitación, se notó un poco más. Hoy por hoy se suscriben cerca de un 40% menos en comparación a lo que se suscribía antes".
En la misma línea, el especialista detalló que "cuando la tasa bajó del 30% se empezó a notar la mudanza de cartera". Los destinatarios de esos fondos fueron los bonos en dólares y aquellos ajustados por tipo de cambio, los dollar-linked.
Si bien la expectativa del mercado, a largo plazo, es que el dólar siga planchado, el rendimiento de los títulos públicos en esta moneda sigue siendo atractivo: los de largo plazo ofrecen una TIR de 7%, ganancias que no se obtienen con instrumentos similares en otras partes del mundo.
Por otro lado, el resto de los bonos que conforman "el grueso" de lo operado en renta fija son los bonos Bonar y Bonac y, en menor medida, los del canje de deuda. El primer grupo se caracterizan por ser títulos cortos y el segundo por ser más largos. Y cabe señalar que mientas que enero los Bonar y Bocan representaban casi el 30% del total negociado en MAE, ese porcentaje fue cediendo hasta tocar un mínimo de 10% en junio. No obstante, en julio hubo una pequeña recuperación, al crecer a 12%. En cuanto a los bonos del canje, mostraron oscilaciones a lo largo del año; captaron solo entre un 3%y un 6% del mercado.
Mañana el Central realizará una nueva licitación de letras y no sería sorpresivo para la City porteña encontrarse con un nuevo recorte de tasas. En el último comunicado de política monetaria la entidad había defendido la medida amparado en la inflación calculada por el Indec para julio, de 2%, lo que dejó en evidencia una ralentización del índice de precios con respecto a meses anteriores.
Los analistas consultados creen que la entidad seguirá bajando la tasa, pero lo que está en duda son los tiempos y la profundidad de los recortes.
Para Bianchi la tasa podría cerrar el año en niveles de entre 27% y 25%. "Deberíamos seguir recibiendo noticias positivas sobre la inflación y eso le permitiría al Central rebajar gradualmente las tasa de acá a diciembre. Creo que entre 2 y 4 puntos más podría bajarla", señaló.