Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a la baja de tasas el dólar acumula una caída del 2% en el mes

El recorte de 150 puntos básicos para las tasas de referencia del mercado a corto plazo no fue suficiente para que el Banco Central (BCRA) frene la apreciación continúa que por estos días experimenta el tipo de cambio. El dólar mayorista terminó la semana con una baja acumulada de 0,8% respecto al valor que registró el viernes pasado y de 2,3% en lo que va de mayo. El minorista quedó en $ 14,29.

En un contexto en el que prevalece la oferta de divisas, en el mercado coinciden que todavía no se configuró un escenario en el que el precio del dólar tome un nivel muy diferente del actual y por esto sostienen que el BCRA seguirá conteniendo el valor de la divisa a través de las tasas de interés, para priorizar los objetivos cambiarios.

“Entendemos que la profundización del loosening de la política monetaria obedece más a una priorización del objetivo cambiario que a datos contundentes que confirmen una desaceleración sustantiva de la inflación”, sostuvo un informe de ACM.

Incluso, desde la consultora argumentan que el BCRA parece haber abandonado su pauta de “intervenciones ocasionales” y en las últimas 12 jornadas compró reservas en el mercado por u$s 1443 millones. “Da la sensación de que el Banco Central tiene fijado un limite inferior para el tipo de cambio de $ 14, de acuerdo a como se movió en los últimos 10 días, con compras importantes de dólares”, dijo Maximiliano Castillo, director de ACM.

Para el economista, pese a que el BCRA seguirá intentando contener el valor de la divisa, frente a un ingreso estacionalmente fuerte de ingresos de dólares, es “difícil pensar que va a haber un movimiento importante del tipo de cambio”.

En la misma sintonía, Gabriel Como se ha venido comportando la tasa de interés, el Banco Central siempre subió o bajó la tasa en un contexto en el que el dólar amenazaba con superar el rango entre los $14 y los $16, según Caamaño Gómez.

A principios de marzo, la entidad monetaria subió casi seis puntos a 37% la tasa de interés en pesos para evitar que la cotización del dólar se instalara por encima de los $ 16. “Acá el objetivo real es estabilizar la inflación sin usar el tipo de cambio como ancla, pero por ahora no está ocurriendo. Estructuralmente, con el actual nivel de déficit fiscal, el tipo de cambio real está condenado a apreciarse”, agregó Caamaño Gómez.

Con la suba de los encajes a los bancos –el aumento será de 2,5% para depósitos a la vista y de 1,5% para depósitos a plazo– para junio y julio, el BCRA obtiene más aire para comprar dólares y en simultáneo bajar la tasa de interés, según Marina Dal Pogetto, directora del estudio Bein, aunque cree que a esta altura del año debería comprar más para lograr el efecto deseado. Para la economista, el “canal de transmisión” de la tasa de interés también sigue siendo el tipo de cambio