Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Pese a baja de tasas, ahora los plazos fijos minoristas rinden más que la inflación

Desde julio, por primera vez en 9 meses, la tasa minorista le gana a la inflación. Cuando el rendimiento supera la suba de precios el ahorrista conserva su patrimonio. La Lebac ya la superaba y el plazo fijo mayorista también. Ayudó la marcha atrás con el tarifazo de gas

Pese a baja de tasas, ahora los plazos fijos minoristas rinden más que la inflación

En julio, por primera vez en nueve meses, la tasa promedio que pagan los depósitos a plazo fijo minoristas conservaron el valor de los ahorristas que optaron por ellos. Gracias en buena medida a la marcha atrás con los aumentos de gas, la tasa de avance de los precios bajó más que la tasa de interés y logró, así, que el mes pasado las colocaciones de los ahorristas más pequeños remuneraran por encima del nivel de inflación. El Banco Central (BCRA) persigue una tasa de interés positiva "en términos reales" para su tasa de interés de referencia, la de 35 días, pero esa posibilidad no había llegado a los depósitos más modestos.


La Dirección General de Estadísticas de la Provincia de Córdoba informó que en agosto el nivel general de precios avanzó 0,28%, después de haber trepado 1,66% el mes previo. La consultora Elypsis calculó un avance del 0,9% en el mismo mes, tras anotar una suba del 1,89% en julio. La consultora C&T registró una inflación del 0,3% para el mes pasado, un fuerte descenso respecto del 2,4% del mes anterior. La Dirección de Estadísticas y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires todavía no publicó su dato de agosto, pero analistas estiman que el impacto del fallo de la Corte Suprema de Justicia que postergó el tarifazo en el servicio hogareño de gas rondaría los 0,7 puntos porcentuales y que una inflación esperada del 1% rondaría el 0,3%, después del 2,2% que midió en junio.


Son cuatro de los índices que más temprano se informan y, por primera vez desde septiembre del año pasado, quedaron todos por debajo del nivel promedio de tasa de interés que mide el BCRA para plazos fijos de menos de $ 100.000. En julio, esa tasa promedio fue del 2,04% mensual (21,9% anual), por lo tanto quienes colocaron ahorros a plazo en ese mes lograron ganarle al avance de los precios durante el siguiente.


La última vez que pasó esto, para todos los índices incluidos en esta nota, fue en septiembre del año pasado, cuando todavía regían pisos para las tasas de plazo fijo. "Para que el peso goce de buena salud necesariamente tenemos que ir a un escenario en el que el ahorro remunere más que la inflación", dijo Federico Muñoz, economista titular del estudio que lleva su nombre.


Cuando el rendimiento de cualquier inversión empata o supera a la tasa de inflación, la capacidad adquisitiva del ahorro se mantiene o crece. En esos casos se habla de una tasa real positiva o de una tasa positiva "en términos reales". En el caso contrario, la inversión se descapitaliza y la tasa es negativa en términos reales.
"Rara vez un ahorrista minorista mira la tasa contra la inflación, miran más al dólar que está quieto", dijo el encargado de liquidez de un banco. "El problema es que si siguen creciendo los depósitos y con los recortes a la Lebac puede ser que la tasa minorista vuelva a bajar más rápido que la inflación."


Según datos del BCRA los depósitos del sector privado a plazo fijo de menos de $ 1 millón crecieron 52% interanual a fines de agosto. Desde sus máximos de mayo pasado, cuando llegaron a rendir 27,28% anual en promedio, ya perdieron 5,3 puntos porcentuales desde entonces. En lo que va de septiembre la tasa promedio para minoristas sigue retrocediendo y ya promedia 20,8% en lo poco que va del mes (cerca del 1,7% mensual, por encima del 1,3% de inflación esperada para septiembre).


Semejante crecimiento de los depósitos hace que los bancos pierdan interés por captar más fondos, y por lo tanto bajen más la tasa. La tasa de referencia de la política monetaria, la de la Lebac en pesos a 35 días, perdió más de 10 puntos porcentuales desde fines de abril, cuando estaba en el 38% anual. El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, la mantiene bien por encima de las expectativas de inflación para los meses venideros: es más del 2,3% mensual frente a una inflación esperada –promedio de previsiones de la encuesta del propio ente monetario– del 1,3% para el mes de septiembre, del 2% para octubre, del 1,9% para noviembre y del 1,7% para diciembre.


Eso explica que los depósitos a plazo de más de $ 1 millón crezcan a un tercio de la velocidad en que aumentan los minoristas al mismo tiempo en que en un año las tenencias de letras fuera de entidades financieras suba $ 251.000 millones en un año (pasaron del 26% del total al 52% del total). Los mayoristas se fueron a letras del BCRA, mientras que los minoristas se quedaron en plazos fijos a pesar de tener la posibilidad de comprar letras con montos que parten en los $ 1000. Ahora también les llegó a ellos.