Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Persisten las "señales mixtas" de inflación y el BCRA mantiene su tasa

Con un ritmo de desinflación más lento, el BCRA optó por la cautela y dejó estable su tasa de referencia en 24,75%. En Lebac, en cambio, se animó a un leve recorte de 0,2%

Persisten las

Por quinta semana consecutiva, el Banco Central (BCRA) mantuvo ayer sin cambios su tasa de referencia para la política monetaria –correspondiente al centro del corredor de pases– en 24,75%. Si bien no se publicaron datos de inflación en los últimos siete días, el BCRA apeló nuevamente a justificar su decisión a partir de la presencia de "señales mixtas" en la inflación: "Las estimaciones y los indicadores de alta frecuencia de fuentes estatales y privadas monitoreados por el BCRA muestran señales mixtas sobre la evolución de los precios en enero, con un mejor comportamiento en la segunda mitad del mes que en la primera", dijo el BCRA en un comunicado.

La semana pasada, en una conferencia de prensa, el presidente de la entidad, Federico Sturzenegger, había comentado que las "señales mixtas" se referían al sendero de desinflación fuerte que se había visto en el último semestre, cuando el avance de precios promedió el 1,5% en todos los índices seguidos por el organismo. "Ante esa desaceleración en el proceso de desinflación, preferimos ser cautos", había dicho el titular del BCRA.

En su comunicado de ayer, la autoridad monetaria ratificó su intención de mantener el sesgo anti inflacionario en su política de tasas con el objetivo de alcanzar su meta de inflación anual, fijada en el rango comprendido entre 12 y 17%. Sin embargo, la consultora Elypsis emitió ayer un informe donde estimó que la corrección tarifaria anunciada este martes "tendrá una incidencia directa de 1,3% en la inflación de AMBA distribuida en 0,4% en febrero, 0,5% en marzo y 0,3% en noviembre". La consultora anticipó: "La suba de precios regulados traerá un rebote transitorio de la inflación en el primer trimestre, postergando nuevas bajas en las tasas del BCRA. Esperamos una inflación de 1,7%, 2,0% y 2,0% para enero, febrero y marzo reflejando la suba de la luz. Con estos nuevos números, el cumplimiento de la meta oficial con techo de 17% requiere una inflación promedio de 1,1% para el resto del año".

En cuanto a la evolución de la inflación núcleo –que no está afectada por las tarifas– el BCRA mostró preocupación por la marca de 1,7% de diciembre del IPC GBA, que estuvo en línea con el promedio mensual del segundo semestre: "El BCRA considera que en los próximos meses la inflación núcleo debe ubicarse en un nivel inferior, y con tendencia decreciente, de cara a un año en el que se esperan aumentos de precios regulados superiores a los del resto de los componentes del IPC", afirmó. La semana pasada, Sturzenegger había señalado que le prestaba mucha atención a la inflación núcleo del IPC GBA porque se mantenía firme en 1,7% mensual y debía bajar.

Lebac, con modesto recorte

Ayer, el BCRA realizó la última licitación semanal de Lebac, y bajó levemente la tasa. La Letra emitida a más corto plazo fue a 42 días, con una tasa de 23,20% que resultó idéntica a la que pagó la semana pasada a 49 días. Según datos de Tavelli, ayer hubo un recorte de 0,21% en la tasa de Lebac ya que para mantener la misma de la semana pasada debería haberse ubicado en 23,41%. Para el resto de los plazos, las tasas de corte se ubicaron en 22.99%, 22.25%, 22%, 21.9% y 21.74% para los vencimientos a 42, 77, 105, 168, 231 y 287 días, respectivamente.

El vencimiento de ayer era de $ 75.200 millones pero el BCRA solamente logró renovar $ 64.707 millones, por lo que expandió la base monetaria en $ 10.493 millones. Sin embargo, el efecto monetario final de este movimiento recién se verá mañana, cuando el BCRA informe cuántos de esos pesos se fueron al corredor de pases.