Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para participar del Foro de Davos, las empresas pagan hasta u$s 680.500 anuales

Aunque existen invitaciones sin costo para políticos, académicos y periodistas, empresas pagan desde u$s 189.000 para enviar a sus ejecutivos

Para participar del Foro de Davos, las empresas pagan hasta u$s 680.500 anuales

Las empresas que buscan participar de la exclusive cumbre anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, que en su último informe calificó a la Argentina como uno de los países con peor clima de negocios de la región, puede costar hasta unos u$s 680.526 anuales.

El Foro de Davos es considerado como uno de los eventos más relevantes del mundo, que reúne unas 2500 personas de 100 países diferentes, entre ellos alrededor de 40 jefes de estado, además de los CEO‘s de las compañías más grandes del planeta.

Si bien existen invitaciones gratis para delegados gubernamentales, miembros de la academia y periodistas, las compañías deben pagar miles de dólares para enviar a sus ejecutivos a este encuentro exclusivo.
Pero para comprar una entrada, es necesario que la compañía sea miembro del Foro Económico Mundial, una membresía anual que cuesta u$s 52.000.

A partir de allí, deberán sumarse unos u$s 137.000 en caso que la empresa esté interesada en participar de sesiones privadas de su industria, lo que define la membresía de "Asociado de Industria". Sin embargo, si la compañía decide enviar más de dos personas, su membresía será superior y deberá pagar por ella unos u$s 263.000 por año.

Pero si el grupo de ejecutivos es mayor a dos personas, la empresa deberán obtener el status de "socio estratégico", por la que tendrá que desembolsar unos u$s 680.526 en términos anuales - por la que puede enviar a cinco personas al foro, entre las cuales deberá estar presente una mujer para cumplir con el ratio de género que requiere el evento.

Por ese precio, las empresas además pueden enviar delegados a otros eventos del Foro Económico Mundial alrededor del mundo. Sin embargo, los costos no terminan allí. A estas cifras deberán sumarse los traslados hacia la Zurich y de allí, a la ciudad de Davos, que en general superan los u$s 20.000.

Las cuentas se completan con los altos precios de alojamiento que exhibe la ciudad: habrá que tener en cuenta que una habitación de hotel sale por lo menos u$s 600 la noche, de acuerdo a cálculos de CNN Money.
El Foro de Davos tomará lugar oficialmente desde el 20 hasta el 23 de enero, aunque suele empezar un día antes, por las dificultades en trasladar a miles de personas a Davos, la ciudad más alta de Europa - ubicada a 1560 metros a nivel del mar y a 148 km de Zurich.

Este año estarán presentes al menos todos aquellos que sean relevantes en el mundo de los negocios. Entre ellos el magnate Bill Gates, Sheryl Sandberg, directora operativa de Facebook y Marry Barra, la CEO de General Motors.

Además, estarán presentes alrededor de 10 presidentes de Banco Centrales del mundo, incluyendo al titular del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Los Estados Unidos estarán representados por su vicepresidente Joe Biden, aunque habrán más políticos norteamericanos.Todos ellos, serán seguidos de cerca por al menos 250 periodistas de todo el mundo.

De acuerdo al informe del Foro Económico Mundial, lejos de los estados que ocupan los mejores puestos en el ranking de competitividad, como Chile (35) Panamá (50) y Costa Rica (52), la Argentina cayó dos puestos hasta el 106 y se encuentra muy distante de Brasil (76), pese al mal año que sufrió el gobierno de Dilma Rousseff.

De acuerdo al reporte publicado el 22 de septiembre de 2015, el entorno macroeconómico débil de la Argentina y un sector financiero ineficiente eran los principales frenos a la inversión en el país, con líderes empresariales que sostenían que los controles cambiarios y la inflación eran las dos cuestiones más problemáticas para hacer negocios.

Mauricio Macri deberá lidiar con este panorama en Davos -que no ha recibido a ningún presidente argentino en 13 años - y convencer a los líderes más influyentes del mundo que el país ha cambiado de curso y que busca entablar nuevas relaciones económicas.