Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para los plazos fijos minoristas suba de tasas fue de sólo dos puntos

Las letras que coloca el Banco Central a mayoristas rinden 7 puntos porcentuales más que en febrero, los plazos fijos minoristas sólo 2 puntos más. Aún así, minoristas ya depositaron más de $ 10.000 millones a plazo en lo que va del mes, por la caída en las expectativas de devaluación

El rendimiento que perciben los ahorristas minoristas por sus depósitos a plazo sintió muy poco la agresiva suba de tasas que decidió este mes el Banco Central (BCRA). El promedio de tasas que pagan los bancos por depósitos menores a $ 100.000 subió sólo 2 puntos porcentuales en lo que va de marzo, frente a los 3,5 puntos que ganó la tasa mayoristas y los 7 puntos que avanzó la tasa que paga a entidad conducida por Federico Sturzenegger por sus letras Lebac. Con todo, los depósitos a plazo crecen en el mes, estimulados por un rendimiento promedio del 26,5% que compite mano a mano con las expectativas de devaluación.
La política astringente que lleva adelante la autoridad monetaria no se traslada en forma plena a los ahorristas más pequeños. La suba de tasas, que sí golpea a los costos de financiamiento, apenas si mueve al alza el rendimiento de los depósitos.
En los primeros doce días hábiles de marzo, según los datos más actualizados que publica el BCRA, la tasa promedio que pagan las entidades por depósitos de menos de $ 100 mil promedió 26,5%, dos puntos por encima del 24,5% de los primeros doce días del mes previo.
La suba es la respuesta del sistema al volantazo que dio Sturzenegger el 1 de marzo pasado, cuando elevó 700 puntos básicos hasta el 38% los rendimientos de sus letras Lebac en un esfuerzo por frenar una corrida cambiaria que llevó al dólar por encima de los $16 en febrero. La movida logró su objetivo y el dólar se movió a la baja a partir de ese momento, en la medida en que mejores rendimientos en pesos alejaron a los inversores de las apuestas por la divisa estadounidense.
Pero esa suba de tasas se diluye a medida que se desciende en la cadena alimenticia de los ahorristas. La tasa Badlar que pagan bancos privados por depósitos mayoristas ganó 350 puntos básicos, de 26,2% a 29,7% en lo que va del mes. La que pagan los bancos por depósitos de más de $ 1 millón ganó 280 puntos básicos en el mismo período hasta promediar 28,2% en el mes. Los depósitos más pequeños, mientras tanto, perciben una tasa del 26,5%.
"Los plazos fijos minoristas crecieron mucho después de la primera suba de tasa de Sturzenegger, en diciembre pasado. Eso hace que los bancos no peleen tanto por captar más", dijeron en un banco.
Claro que cada banco vive su propia realidad de acuerdo a su necesidad de fondeo. Un relevamiento del portal Zona Bancos muestra que hay entidades que ofrecen hasta 29,5% por depósitos a 30 días de más de $ 1000. En el otro extremo, los menos necesitados de fondos pueden llegar a pagar hasta 22,5%.
Más allá de que el beneficio es acotado, los ahorristas no abandonan el plazo fijo como destino para su dinero. En los primeros doce días del mes el saldo promedio de plazos fijos del sector privado se expandía al 45% interanual. Es una desaceleración respecto del 50% interanual al que avanzaban esos depósitos en febrero, y más aún respecto del 55% al que crecían en enero pasado. Pero hay factores estacionales que explican eso. En lo que va del mes los mayoristas depositaron $ 1700 millones más en los bancos, los minoristas sumaron casi $ 10.300 millones (el saldo total saltó de $ 452.000 millones a $ 464.000 millones en ese plazo).
La clave para la seducción que genera el plazo fijo está, según cuentan en bancos, en la caída de las expectativas de devaluación. En el mercado de futuros Rofex el contrato de dólar pasó de prever un avance de la divisa por encima del 30% anual por debajo del 25% para los plazos que llegan hasta agosto.
"Lo que atrae al plazo fijo no es sólo el rendimiento en pesos sino que la expectativa de suba del dólar es menor tras la suba de tasas, a pesar de que en comparación con expectativas de inflación del 31% sigue siendo una tasa real negativa", dijeron en otra entidad.