Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para evitar salideras, a La Rosadita se entraba directo a través del garage

Se estacionaba directamente en el garage del edificio, de modo de poder cargar los bolsos con los billetes sin ningún tipo de temor de una eventual salidera

Southern Globe Investments (SGI) era uno de los lugares más seguros para cambiar dólares, ya que se estacionaba directamente en el garage del edificio, de modo de poder cargar los bolsos con los billetes sin ningún tipo de temor a una eventual salidera.
Claro que, para eso, antes había que pasar no sólo el nombre de la persona, sino el modelo del auto y la patente, que era transmitido a la garita de seguridad, para que corrobore los datos antes de dejarlo pasar al estacionamiento que tenía SGI en exclusiva para sus clientes.
En el 7º C del edificio Madero Center, en Juana Manso 555, funcionaba hasta la denuncia de Jorge Lanata ‘La Rosadita’ (en el mismo piso donde vive Amado Boudou, que está en el departamento I de la unidad 219).
Eso sí: para ser atendido, había que ser recomendado por algún cliente. O sea, se llegaba sólo por referencia. Y había que llamar desde el celular de uno, de modo que pudieran ver quién era el interlocutor del otro lado. Caso contrario, nunca atendían.
Como muchas empresas manejan una parte de su facturación en negro, no pueden pasar esos valores por el clearing bancario, ya que podrían tener problemas con la AFIP. Entonces cambian en las cuevas cheques al día, con una comisión de por medio, que para el interior del país las tarifas se elevan por el traslado. Otro de los rubros que manejaban en La Rosadita era el descuento de cheques, cuyo costo era un 50% más caro que en las entidades financieras, por tratarse de plata negra.
La cueva VIP de Juana Manso brindaba todos los servicios que cualquier financiera, pero se especializaba en el dólar cable, como se conoce en la jerga a la transferencia de dólares al exterior de manera ilegal.
También realizaban el servicio para quienes necesitaba traer divisas desde el extranjero hacia el país. Asimismo, se destacaban por armar el diseño para subfacturar exportaciones a través de sociedades que creaban ad hoc en Panamá, a donde solía viajar a menudo Fabián Rossi, ex pareja de Iliana Calabró.
Según reveló Federico Elaskar a Alejandro Fantino, en el programa ‘Animales Sueltos’, a Rossi lo conoció por Juan Carlos Calabró, quien era cliente de la financiera.
"No sabía que le decían La Rosadita, ni tampoco que iban los funcionarios del Gobierno. Yo iba cuando tenía cheques a cobrar, ya que me adelantaban el efectivo a cambio de una comisión", revela otro de los que pasaron por las oficinas.
"Era una cueva como cualquiera de la City porteña, pero con la ventaja de que era en Puerto Madero", cuenta uno de los que iba a comprar dólares.
Leo Fariña le había dicho a Lanata que u$s 1 millón pesa 1 kilo 100, pero según la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo, cada billete de u$s 100 pesa un gramo. Por lo tanto, 10.000 billetes de u$s 100 (la mínima cantidad necesaria de ‘físico’ para formar u$s 1 millón) pesan 10.000 gramos, o sea 10 kilos. Por eso, es que los billetes de 500 euros se pagan más. Y, cuando se buscan mucho, se sospecha de coima.