Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para después del default recomiendan los bonos en dólares de más largo plazo

La caída del riesgo país impulsará a los títulos con vencimiento a largo plazo, como el Discount o el Par. Recomiendan bonos ley extranjera. Las ganancias podrían alcanzar un 14%

Para después del default recomiendan los bonos en dólares de más largo plazo

Las altas tasas de interés que mantiene el Banco Central (BCRA) para combatir la inflación marcan una coyuntura que lleva a los especialistas recomendar posiciones en pesos en el corto plazo, aunque un acuerdo definitivo con los holdouts incrementa el atractivo de los bonos en dólares, en especial los que presentan vencimientos más largos.

Está claro que en la City sugieren mantener una cartera diversificada, en la que los dollar-linked también tienen su peso con rendimientos en torno al 10%, pero con el acceso a los mercados internacionales y una caída del riesgo país en los próximos meses, los expertos consideran que el potencial de estos bonos se torna significativo a mediano plazo.

"Teniendo en cuenta que vas a salir del default, de seis a nueve meses vista con ingreso de capitales y una tasa de descuento menor, el potencial de estos bonos es interesante. Necesitás un plazo para que la tasa baje", dijo Sabrina Corujo, jefa de research de Portfolio Personal.

La especialista remarcó que los bonos más largos bajo legislación extranjera son los más atractivos, como el Discount que vence en 2033 o el Par a 2038. "No es lo mismo que baje la tasa del Bonar X [con vencimiento en 2017] del 6 al 5%, que caiga el Discount del 8 al 7%, el impacto sobre precios en estos bonos es mayor", agregó.

De acuerdo a Alejo Costa, las ganancias de capital en los bonos más largos vendrán recién en 2017, teniendo en cuenta que el gobierno nacional emitirá un gran volumen de deuda, a la que se sumarán las provincias y empresas. "Vas a tener un período de tres o cuatro meses para que el mercado digiera la emisión. El interés va a estar. El tema es la tasa que vas a pagar; si es arriba de 8% a 10 años, va a haber interés", sostuvo.

Es que países con calificación de "B" o "B+", la cual podría tener Argentina una vez que salga del default, rinden aproximadamente 7,5%, por lo que en este caso el premio sería mayor, con una emisión grande que tarde en digerirse pero con la ventaja de que los bonos serán muy líquidos.

En tanto, en el mercado local los inversores eligen los dollar-linked, que rinden por encima del 10%, y desde el exterior se refugian en la parte corta de la curva en dólares, como el Bonar X, a la espera de las nuevas emisiones, remarcó Costa.

Para Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment, una buena estrategia de inversión es replicar una "duration promedio", es decir, comprar la parte larga de la curva en dólares – por ejemplo, los Discount – y la parte corta, con Bonar X. "Cuando se haga toda la emisión, o cuando puedas participar de la emisión, después te podes mover a la parte media de la curva", dijo.

"Una vez alcanzado el acuerdo con los holdouts, el proceso de compresión de spreads será gradual", remarcó Jorge Piedrahita, socio de Torino Capital. Con una caída de la tasa en 100 puntos básicos – el gobierno nacional podría emitir al 8,5% y luego la tasa podría caer a 7,5% de acuerdo a sus cálculos – el retorno podría ser de 14% para aquellos inversores que deciden apostar ahora por los bonos en dólares.

"Estamos recomendando estas últimas semanas que cuando haya una pequeña suba en el mercado, vendan papel esperando la nueva emisión para hacer compras fuertes y sentarse a esperar los rendimientos.

Inicialmente va a haber un proceso de transición pero habrá una suba de los bonos. Luego de la emisión espero que todos los títulos suban u$s 2 o u$s 3", dijo Piedrahita. Luego, las ganancias deberían estar condicionadas a las acciones del Gobierno en el frente económico en general, pero más en especial, de lo que se haga en materia fiscal", concluyó.