Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Para audaces: bonos de Venezuela rinden 37% anual en dólares

Para audaces: bonos de Venezuela rinden 37% anual en dólares

Sólo apto para cardíacos. O, mejor dicho, para quienes tienen patrimonios altos, mayores a u$s 1 millón, y quieren poner una ficha al riesgo, pero si sale bien el rendimiento es muy alto. El bono soberano de Venezuela (legislación Nueva York), con vencimiento en 2022, es el que más paga en el mundo: rinde 37% anual en dólares. Tiene un cupón de u$s 12,75 anual, pero como vale u$s 46 (sobre un valor nominal de 100) rinde 37% anual de TIR.


Por eso el bono está al 46% del valor nominal: cuasi precio de default cuando los bonos argentinos están todos arriba del 100%. El riesgo es que entren en default y reestructuren la deuda con quita, como ocurrió con los de la Argentina en el 2001. Hasta ahora viene pagando Venezuela, pero depende mucho del precio del petróleo y, sino, de la ayuda de países como China o Rusia. "No tienen dólares para el papel higiénico, pero la deuda la pagan", dicen en las mesas. Comparan con nuestro país, que hace dos años el Bonar 24 valía 84%, pero siempre pagó. Claro que una cosa no quita la otra: en 2011 los bonos de la provincia de Buenos Aires 2018 valían 60%.


Para tener un ejemplo de cuánto se puede ganar con el de Venezuela: se invierten u$s 1000 a cambio de 2173 nominales del bono. Por lo tanto, se va a cobrar anualmente por el cupón u$s 277, que los pagan semestralmente hasta el año 2022, cuando el inversor cobrará el capital de u$s 2173 que, más los intereses por el pago del cupón durante siete años, se transformarán en un total de u$s 4.200, por lo que más que se cuadruplicará la inversión inicial.


El que lo quiera comprar lo tiene que hacer a través de un banco o broker del exterior, pues CNV no permite a brokers locales operar bonos soberanos extranjeros. El mínimo para entrar va a depender de lo que cada broker del exterior defina, y ningún banco del estilo lo suele hacer por menos de 100.000 nominales, que es el equivalente a u$s 46.000.


Los que invierten en estos bonos son hedge funds, fondos especulativos e inversores muy profesionales con alta aversión al riesgo, que es muy alto. Entre ellos hay argentinos, americanos e italianos. Son conscientes de que Venezuela es un país muy endeudado, sumado a un gobierno poco amigable, por lo que las reestructuraciones de deuda (en el peor de los casos) son dolorosas. En Argentina hubo default en enero de 2002 y la reestructuración llegó recién en enero de 2005 con una quita del 65%, y con bonos al 2038: Discount, Par y Cuasipar.