Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Para Nielsen, la Argentina está negociando ‘matices’ con los fondos buitre

El ex secretario de Finanzas enfatizó que a la administración de Mauricio Macri “no lo queda otra” que pagar la deuda. Calculó que el desembolso final rondará “entre los 18.000 millones de dólares y u$s 20.000 millones”.

Para Nielsen, la Argentina está negociando ‘matices’ con los fondos buitre

El ex secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, enfatizó que la Argentina está negociando matices para pagar la deuda en default con los fondos y desechó que el gobierno de Mauricio Macri en realidad esté “reabriendo” la negociación.

“Acá se están negociando matices: cuánto pago al contado, cuánto pago en bonos, son matices. Lo que ya está jugado es que la Argentina tiene que pagar. Lamentablemente estuvo muy mal manejado, pero bueno, es así. No podemos dar marcha atrás el reloj”, remarcó Nielsen en diálogo con Radio Mitre.

En ese sentido, el ex funcionario insistió que a la administración de Macri “no le quedó otra” que finalmente negociar con los fondos buitre.

“Yo creo que no le queda otra. La herencia que ha dejado el Gobierno anterior, pasa también por no dejarle otra. Por eso, yo soy medio enemigo de ese de que ‘se reabre una negociación’”, explicó.

Al ser consultado sobre el monto final que la Argentina deberá desembolsar a los fondos buitre, Nielsen estimó que ronda entre los “18.000 millones de dólares y u$s 20 mil millones”.

“Lo normal es que un 1% o 2% nunca vayan al canje. Acá hay que prepararse (para pagar) una cifra menor a los u$s 20.000 millones, pagaderos en bonos, sobre una deuda original de u$s 82.000 millones. Quedó afuera u$s 5.000 millones”, puntualizó

Agregó que “siempre estaba en el horizonte que esto podía costar todo lo que no estaban en el canje, un 7% de lo que era la cifra original que, por supuesto, está muy alterada por el paso del tiempo y el tema de los intereses punitorios”.

“Yo no tengo en claro, porque hay otra cosa que le da cierta complejidad, que es que mucha gente no vino al canje. Nunca, en ningún canje, va el 100% de los implicados por distintas razones”, añadió.

Sobre el cambio de estudio de abogados que llevará adelante el nuevo Gobierno, consideró que “esto debió hacerse hace mucho”, tal como propuso –precisó- él mismo en su momento.

“Normalmente, un país que tiene sucesivos reveses jurídicos como los que tuvo (la Argentina) debería haber cambiado al estudio de abogados en ese mismo momento. La pregunta que me hago es ¿por qué no se cambiaron? Yo lo propuse en su momento. Supongo que si (Alex) Kicillof no los cambió (a los abogados) es porque en realidad ellos no tuvieron la culpa de lo que pasó”, remarcó.

En ese sentido, agregó que “creo que el estudio tiene que haber advertido que la trayectoria que la Argentina estaba llevando no era constructiva, pero que las autoridades argentinas insistieron en ese”.

“Me parece que sino los echaron fue porque no los podían echar. La Argentina optó por un perfil bajo porque se comía un juicio terrible”, sostuvo.

Por otro lado, detalló que al haber un cambio de Gobierno, al equipo económico nuevo le “conviene” tener una visión fresca de toda esta negociación.

“De todos modos, yo soy muy ascéptico. Esto está muy jugado. Cuando un caso como este llegó a la Suprema Corte de los Estados Unidos ya está todo. ¿De qué asesoramiento jurídico me hablan después de esto? La suerte ya está echada”, completó.