Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

PDVSA postergó el 40% de los pagos de dos bonos que vencen en 2017

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) informó ayer que logró postergar hasta el 2020 el pago de unos u$s 2798 millones en bonos que vencían en 2017, al canjear el equivalente a un 39,4% del total de esos bonos que están en manos de inversores. Aspiraban canjear al menos el 50% del total

PDVSA postergó el 40% de los pagos de dos bonos que vencen en 2017

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) informó ayer que logró postergar hasta el 2020 el pago de unos u$s 2798 millones en bonos que vencían el año que viene, al canjear el equivalente a un 39,4% de los papeles que estaban en manos de inversores de todo el mundo.

La petrolera estatal se había fijado como límite mínimo intercambiar al menos la mitad de unos u$s 7100 millones en bonos que vencen el año que viene, pero optó por aceptar una menor participación de los inversores, a falta de mayor interés en la operación de refinanciación.

La firma había advertido que sin este canje de deuda, le "sería muy difícil" cumplir el pago de sus próximos compromisos.

El presidente de la compañía, Eulogio Del Pino, comentó en un comunicado que el intercambio se hizo "a pesar de las agresiones a las que fue sometida nuestra empresa durante el proceso, que no se comparan con ninguna otra operación de canje que se haya hecho en el mundo".

El funcionario aseguró que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, "se siente complacido con los logros" obtenidos.

La petrolera va a emitir unos u$s 3367 millones en nuevos bonos con vencimiento en el año 2020, para intercambiarlos con los fondos que aceptaron la propuesta, según el comunicado de la empresa.

PDVSA además informó que el intercambio se concretará el próximo 27 de octubre, luego de haber extendido en varias oportunidades el período para recibir ofertas. El proceso no fue para nada fácil, la petrolera estatal incluso optó por ofrecer a los tenedores una mayor proporción de títulos al 2020 para atraer una mejor participación.

Los nuevos títulos estarán respaldados por 50,1% de las acciones de su filial en Estados Unidos, Citgo Holding Inc.

Con esta operación PDVSA retrasará el pago de un 31,40% de sus títulos que vencen en abril de 2017 y de un 45,30% de los papeles que vencen en noviembre de ese mismo año.

"El canje de deuda ayudará a PDVSA, pero no elimina los riesgos de incumplimiento, que siguen dependiendo de los precios del petróleo", dijo la analista de petróleo Luisa Palacios, responsable de Latinoamérica para Medley Global Advisors.

Los bonos de la firma venezolana, sin embargo, se cotizaban al alza en el mercado internacional tras el anuncio, una tendencia que se mantenía en positivo desde el inicio de la jornada.

El bono 2022, el marcador de la deuda, ganaba 2,75 puntos porcentuales ayer para cotizar entre 60,750-62,700 unidades.

Uno de los bonos de PDVSA sujeto a canje, de cupón 5,25% y que vence en abril, subía 1,050 unidades hasta 80,550-82,250, mientras que el otro papel que entró en el intercambio PDVSA 2017N, se cotizaba entre 83,900-85,050.

PDVSA debe amortizar tan pronto como en noviembre unos u$s 2000 millones a tenedores de su bono que vence en ese mismo mes de 2017.

Operadores del mercado, que han visto moverse al alza los precios de los papeles de la estatal en las últimas tres jornadas, dijeron a la agencia Reuters que habían previsto una mayor participación en la operación.

"Es posible que PDVSA y bancos públicos no hayan entrado con sus posiciones en el canje", apuntó un inversor local, convencido, al igual que otros dos analistas consultados por la agencia de noticias, que la estrategia de los entes públicos ha sido más bien comprar deuda que vence en el corto plazo durante los últimos días.

La petrolera dijo la semana pasada que evaluaba "todas las opciones alternativas" para aliviar su flujo de caja, frente a pesados compromisos en medio de la caída de ingresos producto de los bajos precios del crudo.