Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Otras seis empresas pueden llegar a Bolsa local antes de fin de año

Otras seis empresas pueden llegar a Bolsa local antes de fin de año

Luego del fin del default y a partir de la gigantesca colocación de deuda soberana, la más grande hecha por un emergente en el mercado internacional, la expectativa en la City era que las empresas salieran rápidamente a buscar financiamiento bursátil.

Tras el debut en Bolsa, tanto local como extranjera, de Supervielle a mediados de mes y con la inminente llegada de Havanna a la plaza; la pregunta de los analistas es qué otras firmas optarán por buscar financiamiento en el mercado de valores.

La semana pasada trascendió que el gigante alimenticio Arcor estaría interesado en hacerlo, pero consultada por este medio, la compañía cordobesa desterró los rumores y sólo adelantó que podría emitir una Obligación Negociable en el mercado local, pero sin fecha cierta aún.

Sin embargo, otras empresas de menor tamaño podrían abrir su capital en la city antes de que termine el año. Según Emilio Ilac, CEO de Puente: “Tenemos un listado de más de 30 entidades con las que estamos trabajando para salir a la Bolsa, y hay unas 5 o 6 que creo que ya estarían listas para salir durante el transcurso de este año, aunque cada una va a esperar a que el momento sea adecuado para ellas”.

También hay expectativa por una OPI del holding empresario de Eduardo Eurnekian. El empresario adelantó a comienzos de 2016 que planea colocar en Wall Street a cuatro de sus empresas, agrupadas por tipo de negocio. “En la mega colocación de deuda de abril el Tesoro Nacional captó sólo 25% de las ofertas realizadas por los inversores, con el doble objetivo de no convalidar mayores tasas de interés, y dejar recursos disponibles para que el sector privado y gobiernos sub-nacionales puedan conseguir financiamiento”, señaló Ecolatina en su último informe.

De acuerdo a los datos que figuran en el Balance de Pagos del Indec, la deuda externa de las empresas privadas al cierre de 2015 era de 12% en términos del PBI, lo cual no sólo implica una reducción en relación al promedio de la década del ‘90 (14% del PBI), sino también respecto del máximo alcanzado a finales de la convertibilidad (llegó a superar el 20% del producto bruto a fines de 1999).

Para José Luis Garófalo, Vicepresidente de First Capital Markets: “Las compañías están analizando inversiones y viendo cuál es el momento oportuno para salir. Especialmente están evaluando bajo qué condiciones, ya que todavía pareciera que para los inversores extranjeros hay un mayor interés por negocios financieros, que presentan un mayor rendimiento que inversiones en la economía real”.