U$D

JUEVES 13/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Otra vez se complicó el clima externo y el dólar minorista volvió a $ 28,70

El día fue malo para las monedas emergentes y el peso estuvo entre los más afectados. Saltó 46 centavos para cerrar $ 28,69, su mayor nivel en más de un mes

Otra vez se complicó el clima externo y el dólar minorista volvió a $ 28,70

El mercado cambiario argentino volvió a ser uno de los principales afectados en el mundo por la renovación de la salida de capitales de mercados emergentes, que ayer tuvo epicentro en Turquía y Rusia pero también golpeó fuerte a la región. Con un salto de 46 centavos en el día, el dólar minorista sumó su segunda jornada consecutiva de alzas importantes para cerrar en $ 28,69, su valor más alto en más de un mes y un movimiento del 1,7% más propio de la corrida contra el peso del segundo trimestre de este año que de la paz cambiaria de julio. El desarme de posiciones volvió a empujar al alza al riesgo país, llegó a 634 puntos, en un contexto de castigo generalizado a bonos en dólares y en pesos. El Banco Central (BCRA), por ahora, lo mira de afuera y mantiene firmes a las tasas en pesos.

En el mercado mayorista el dólar cerró a $ 28,11 para la venta, también una suba diaria de 46 centavos, en un día en el que el volumen operado no fue importante. Con la suba de ayer el dólar gana 2,41% en lo que va de agosto y 50,83% en lo que va del año. Respecto de un año atrás la divisa está 58,72% más cara.

Graficos nuevos 00.ai
Graficos nuevos 00.ai

Entre los operadores y analistas la lectura ayer era la de "otra ves sopa". El contexto externo se complicó por los conflictos comerciales entre China y los Estados Unidos, más sanciones diplomáticas a Turquía y Rusia en los últimos días. Buenos balances y un robusto crecimiento económico en Estados Unidos hicieron que el dólar ganara terreno a nivel global o, lo que es lo mismo, que las monedas emergentes se depreciaran. Entre ellas, el peso argentino.

"Es de nuevo una especie de tormenta perfecta, el mismo problema de cuando empezó esto. Una caída de la lira turca y el rublo ruso inmediatamente te provoca un contagio porque la Argentina está en la misma categoría", dijo Leonardo Chialva de Delphos Investment.

Ayer, los números rojos fueron generalizados entre las monedas emergentes. De 24 monedas de ese segmento que sigue Bloomberg, sólo 4 terminaron el día con avances frente al dólar y una terminó estable. La más perdedora fue la moneda de Turquía con una depreciación diaria del 4,43%, pero el peso argentino no se bajó del podio con su retroceso del 1,66% frente a la moneda estadounidense. En la región el peso mexicano perdió 0,92% y el real brasileño 0,72%.

"A diferencia de Turquía la Argentina mostró otra actitud, al acudir al FMI, pero hoy tenés un acuerdo fiscal no cerrado por el acuerdo fondo de entre u$s 20 y u$s 30 millones de dólares, entonces eso es lo que preocupa y se torna en un círculo vicioso porque seguís necesitando salir al mercado", agregó Chialva.

La demanda por dólares, que no pudo ser cubierta por ventas de agroexportadores por cerca de u$s 90 millones ni por la oferta de u$s 50 millones que licita a diario el BCRA por cuenta del Tesoro, se vio incrementada por desarmes de posiciones en bonos en dólares y en pesos (ver página 2 de Finanzas y Mercados) que empujaron al riesgo país a los 634 puntos básicos, niveles máximos desde mediados de 2015.

"A un contexto internacional adverso, una licitación de Letes de ayer (por el miércoles) que fue mala se le suma que creo que el inversor de afuera no entiende mucho lo de los cuadernos y por las dudas vende imaginándose algo al estilo Lava Jato donde están todos involucrados", resumió Martín Przybylski, Portfolio Manager de Consultatio Asset Management.

El BCRA, por ahora, prefirió mirarlo de afuera. La tasa de Lebac a 46 días, donde la entidad conducida por Luis Caputo interviene, cerró levemente por encima del día anterior en 45,25%. En futuros, mientras tanto, las tasas implícitas de devaluación esperadas subieron más en los tramos cortos que en los largos, señal de que las expectativas no están todavía controladas aunque todavía las dudas se concentran más en los meses más próximos.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés