Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Optimismo internacional por una suba generalizada del crudo

El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió hoy un 1,93% y cerró en 34,40 dólares el barril, recuperando el nivel de 34 dólares por primera vez en dos meses.

Optimismo internacional por una suba generalizada del crudo

El petróleo intermedio de Texas (WTI) subió hoy un 1,93% y cerró en 34,40 dólares el barril, recuperando el nivel de 34 dólares por primera vez en dos meses.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en abril, los de más próximo vencimiento, subieron 65 centavos de dólar.

En tanto el  barril de crudo Brent para entrega en abril cerró en el mercado de futuros de Londres en 36,81 dólares, un 2,33% más que al cierre de la sesión anterior.

El alza de hoy se produjo coincidiendo con nuevos informes sobre la posibilidad de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acuerde congelar sus actuales niveles de producción para permitir una recuperación de los precios. Hoy apoyó esa ida el Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos (EUA).

“La congelación de la producción ya no es una opción, sino un asunto necesario que obliga a todos a cumplirlo”, afirmó el ministro emiratí de energía, Suheil al Marzui.

El precio del WTI, el crudo de referencia en Estados Unidos, no estaba por encima de los 34 dólares el barril desde el 5 de enero pasado, cuando cerró en 35,97 dólares, y al día siguiente bajó hasta los 33,97 dólares. De hecho, el máximo anual anotado hasta ahora fue en la primera sesión del año, cuando el WTI terminó con el valor de 36,76 dólares, mientras el mínimo anual se registró fue el 11 de febrero, en 26,21 dólares el barril.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en abril, el nuevo mes de referencia, bajaron 2 centavos y cerraron en 1,30 dólares el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción con vencimiento también en abril subieron 1 centavos y quedaron en 1,10 dólares el galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en abril subieron 3 centavos y quedaron en 1,74 dólares por cada mil pies cúbicos.

El cierre del día dio vuelta una sesión que había comenzado en baja coincidiendo con las declaraciones del Primer Ministro de Arabia Saudita; “no ha habido conversaciones para que la OPEP realice una reunión de emergencia y que el diálogo que actualmente se mantiene es sobre la cooperación entre el grupo exportador y otros países para congelar la producción de petróleo. Los precios actuales forzarán a todos a congelar la producción (...) todos deben avanzar hacia la congelación de la producción, les guste o no”, remarcó Suhail bin Mohammed al-Mazrouei, según un despacho de la agencia de noticias WAM.

Las subas fueron impulsadas por una serie de noticias relacionadas con la baja de la producción petrolera mundial.

En primer lugar, se conoció que las exportaciones de crudo desde los yacimientos del sur de Irak cayeron en febrero a un promedio de 3,225 millones de barriles por día (bpd), puntualizó el Ministerio del Petróleo del país.                

Esa caída se suma a un sondeo de Reuters que mostró que la producción de la OPEP bajó desde su nivel mensual más alto en la historia reciente, aliviando preocupaciones de que una sobreoferta global esté empeorando. La oferta de la OPEP bajó a 32,37 millones de bpd en febrero, mostró el sondeo.

De momento, los primeros países que han acordado congelar los niveles de extracción han sido Catar, Arabia Saudí, Rusia y Venezuela.               

Adicionalmente, datos del Gobierno de Estados Unidos publicados esta semana mostraron que la producción de crudo en diciembre cayó por tercer mes consecutivo en 43.000 barriles por día (bpd), a 9,26 millones de bpd, su nivel más bajo en un año.

Al mismo tiempo, el optimismo fue generado por un sorpresivo alivio monetario presentado por China, que aumentó las expectativas de una mayor demanda por crudo en el mayor consumidor mundial de materias primas. China anunció un recorte en el encaje bancario, lo que sorprendió positivamente a los mercados debido a que la medida libera un estimado de u$s 100.000 millones en efectivo para nuevos préstamos.               

Fuente: Agencias y Cronista.com