ARGENTINA VUELVE A EMERGENTE Y DESDE EL MERCADO FESTEJAN LA NOTICIA

Operadores no creen que el mercado se vuelva alcista pero sí que gane volumen

En el corto plazo se espera un rebalanceo de portafolios hacia acciones argentinas que cotizan en el exterior. Fortalece el atractivo en los bonos mas cortos

Finalmente se conoció el dato de que MSCI reclasificó a Argentina a emergente y sin dudas que es una noticia para festejar. Aun así, en el mercado no creen que esta noticia implique el inicio de un mercado alcista en los activos financieros locales. Por otro lado, ven a la reclasificación como un dato positivo que puede aportar al volumen a la plaza local y a la visibilidad internacional del mercado argentino.

Para Ramiro Tosi, Economista adscripto a la gerencia general de Byma, la reclasificación de emergente es una muy buena noticia proveniente del exterior y que se suma a la aprobación del acuerdo por parte del FMI. "Para nosotros la reclasificación significa el reconocimiento de un trabajo en conjunto que se hizo junto con el Gobierno Nacional, motorizando la reforma de la ley de mercados de capitales, así como con el resto de instituciones del sistema bursátil argentino. Es decir, Byma y CNV, junto con las cuales hemos buscado consolidar el cambio en el mercado para alcanzar uno más moderno y más participativo, que además logre una mayor visibilidad a nivel local e internacional", dijo.

En cuanto a las perspectivas que Tosi tiene para el futuro del mercado, el economista señala que "en el corto plazo va a haber un rebalanceo de portafolios de los inversores dedicados a mercados emergentes. Este es uno de los índices más representativos del mercado y todas las compañías cotizantes que vayan a formar parte del mismo probablemente se van a ver beneficiadas".

Por otro lado, Tosi entiende que esta reclasificación le va a dar mayor visibilidad al mercado tanto para los fondos activos, como también para los inversores dedicados a emergentes que no siguen particularmente a este índice pero que sí ven a Argentina como una nueva alternativa.

En una visión de mediano plazo, Tosi señala que "probablemente vamos hacia una mejora en las expectativas de los inversores locales e internacionales y una disminución de la volatilidad, que vimos tan acentuada en los últimos meses en el conjunto de activos argentinos".

El economista sostiene que en pos de los resultados obtenidos, desde Byma se generaron los instrumentos y las condiciones favorables que requería el mercado internacional para que Argentina pudiera ser considerado emergente; habilitando préstamos de títulos de valores y operaciones de venta en corto, DVP, la firma de acuerdos internacionales, tales como B3 (plataforma PUMA para la negociación de futuros), S&P Dow Jones Indices, proveedor internacional de índices, que nos acompaña en la creación de nuevos productos.

Diego Falcone, Head Portfolio Manager de Cohen resalta que si bien es una buena noticia, esta no implica el inicio de un mercado alcista en los activos locales. "No sé si vamos a ver un piso final en los activos financieros pero si veo un punto de inflexión. Esta noticia sin dudas que ayuda a estabilización del tipo de cambio que se logró entre el viernes y martes pasado. Si a eso se suma que los bonos lograron frenar la caída y que iniciaron un rebote interesante en las últimas jornadas, refuerza la idea de que el mercado entiende que los activos argentinos estaban sufriendo un castigo desmedido", dijo.

En base a lo que representa la noticia de haber sido reclasificados, Falcone destaca que ve una buena noticia para el día a día del gobierno. "El Gobierno va a trabajar en otro ambiente que no va a ser de agobio y eso no es menor. El Banco Central sabe que tiene un desafío pero un contexto de mayor tranquilidad cambiaria es importante. Aun así, no hay margen para as errores".

Santiago Lull, Vicepresidente de Futuro Bursátil destaca que recibió con cierta sorpresa la decisión de MSCI ya que las condiciones habían cambiado respecto de comienzo de año. "Ahora bien, cuando entramos al FMI, esto implica la existencia de un veedor general que va a auditar lo que se va a hacer en materia económica y financiera. Es decir, Argentina tiene que hacer un montón de deberes que el mercado venía pidiendo en los últimos años y que ahora el FMI se va a encargar de verificar que efectivamente se lleven a cabo", dijo.

Para Lull, no tenía sentido que el FMI prestara a un país de frontera con condicionamientos propios de un mercado emergente. "Ahora hay que cumplir las exigencias, como todos los emergentes", comentó.

Respecto del futuro de los activos, Lull entiende que "no necesariamente esto implica el inicio de un mercado alcista y que habrá que mantener la cautela en las próximas jornadas aunque, dentro de la cantidad de malas noticias con las que tiene que lidiar Argentina, esta es una para festejar", concluyó.

Tags relacionados